ALER­TA BI­LLE­TE­RA

La Voz del Interior - Rumbos - - [ Vida Cotidiana ] -

Hay al­gu­nas reac­cio­nes que pue­den ser­vir co­mo in­di­ca­do­res pa­ra de­tec­tar si uno mis­mo o al­guien cer­cano ha caí­do en es­te nue­vo vi­cio: •Acos­tum­bra

gas­tar con la tar­je­ta de cré­di­to más de lo que ga­na o más de lo que su pre­su­pues­to le per­mi­te. •Se

en­re­da a me­nu­do en pro­ble­mas fi­nan­cie­ros al no po­der afron­tar gas­tos que po­dría ha­ber evi­ta­do. •Ad­vier­te

que tie­ne más co­sas de las que real­men­te pue­de usar y

Atra­pa­dos con sa­li­da

La raíz de es­te pro­ble­ma na­da tie­ne que ver con la si­tua­ción eco­nó­mi­ca, con el as­cen­so so­cial o la­bo­ral. “El per­fil es de al­guien que com­pra por com­pul­sión, no por elec­ción. Se sien­te mal y sa­le a com­prar pa­ra cal­mar la an­gus­tia, pues se tra­ta de una pa­to­lo­gía de va­cío. De es­ta for­ma la per­so­na ta­pa y se sien­te bien, aun­que só­lo sea por unas ho­ras y se me­ta en pro­ble­mas muy gra­ves”, ex­pli­ca la psi­quia­tra Graciela Mo­res­chi.

Y pue­de dar­se en per­so­nas de di­fe­ren­te po­der ad­qui­si­ti­vo. Lo que cam­bia­rá, de acuer­do a los di­fe­ren­tes es­tra­tos, es el ti­po y la ca­li­dad de los ob­je­tos ad­qui­ri­dos. En de­fi­ni­ti­va, tie­ne que ver con una fal­ta de equi­li­brio in­terno y un va­cío afec­ti­vo que se ne­ce­si­ta com­pen­sar.

La ba­ja au­to­es­ti­ma tam­bién pue-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.