EL FU­TU­RO MAS ALLA DEL MAL­BEC

La Voz del Interior - Rumbos - - Año, Sino Cuál Es El Mejor Vino Que Se Puede Hacer -

“Creo que pa­ra va­rie­da­des que ilu­mi­nen nues­tros me­jo­res te­rroir, co­mo Gual­ta­llary en el Va­lle de Uco o Agre­lo en Lu­ján de Cu­yo, el mal­bec va a se­guir a la ca­be­za y es el ca­ber­net sau­vig­non

quien tie­ne to­do pa­ra ser otra gran

va­rie­dad ar­gen­ti­na. El tiem­po di­rá”. En es­ta afir­ma­ción de Pau­la Bor­go, la jo­ven enó­lo­ga de la bo­de­ga Sép­ti­ma re­sue­na una pul­sión com­par­ti­da por la ma­yor par­te de los co­le­gas de su ge­ne­ra­ción: el vino ar­gen­tino de­be y pue­de ex­pan­dir­se más allá de su ce­pa em­ble­má­ti­ca. Ca­da vez hay ma­yor tra­di­ción y com­pren­sión pa­ra ela­bo­rar ex­ce­len­tes vi­nos de uvas co­mo el ca­ber­net, el tan­nat, el pi­not noir, la bo­nar­da, el tem­pra­ni­llo y, ob­via­men­te, el ar­gen­ti­ní­si­mo to­rron­tés. “El vino ar­gen­tino ya tie­ne iden­ti­dad y aho­ra es nues­tro mo­men­to, el de los enó­lo­gos”, afir­ma Ma­tías Ric­ci­te­lli, hi­jo del pres­ti­gio­so Jor­ge Ric­ci­te­lli y una de las fi­gu­ras más des­ta­ca­das de la es­ce­na del vino ar­gen­tino de nue­va ge­ne­ra­ción. “Creo que en es­te tiem­po, mi ma­yor desafío es en­con­trar el lu­gar per­fec­to pa­ra la va­rie­dad in­di­ca­da”, com­ple­ta. (aun­que, en voz ba­ja, di­ce que pron­to es­tá por sa­lir a la ven­ta uno muy es­pe­cial) que fue evo­lu­cio­nan­do a lo que es hoy, una eti­que­ta que en los úl­ti­mos tres años su­ma 7 pre­mios y to­da­vía va por más”. Si bien el Gran Re­ser­va es un blend de mal­bec, ca­ber­net y tan­nat, Bor­go di­ce que es­tá muy or­gu­llo­sa de su ca­ber­net sau­vig­non Obra. “Cuan­do pro­bé esas uvas en Agre­lo me di cuen­ta de que po­día ha­cer­se un ca­ber­net ori­gi­nal, con po­ca pre­sen­cia de no­tas ver­des y pi­ra­ci­nas, con la fru­ta muy ade­lan­te”. Es un ca­ber­net di­fe­ren­te que en­ca­ja con los gus­tos jó­ve­nes y por eso tal vez fue Me­da­lla de Oro en un con­cur­so don­de los ju­ra­dos que ele­gían a cie­gas te­nían me­nos de 30 años.

De tal pa­dre, tal hi­jo

Ma­tías Ric­ci­te­lli (33) na­ció en Sal­ta aun­que po­dría ha­ber­lo he­cho en Men­do­za. Su pa­dre, Jor­ge Ric­ci­te­lli, es­ta­ba a car­go de Et­chart an­tes de afin­car­se en Cu­yo pa­ra ha­cer los vi­nos de Nor­ton. En aque­llos pa­ra­jes ca­fa­ya­te­ños, Ma­tías pa­só una in­fan­cia vi­ní­co­la. Tal vez por eso, una de sus lí­neas de vi­nos –don­de bri­llan un sau­vig­non blanc fi­lo­so y ex­qui­si­to, y un ro­sa­do con ai­res me­di­te­rrá­neos– se lla­me “The ap­ple doesn’t fall far from the tree” que en es­pa­ñol sig­ni­fi­ca que la man­za­na no cae le­jos del ár­bol, al­go así co­mo de tal pa­lo, tal as­ti­lla.

“En 2002 co­men­cé a tra­ba­jar en la bo­de­ga men­do­ci­na Fa­bre Mont­ma­you y ya des­de 2003 has­ta 2009, aun an­tes de re­ci­bir­me co­mo enó­lo­go, co­men­cé a via­jar por el mun­do pa­ra rea­li­zar dos ven­di­mias al año. Una en Men­do­za y una en Fran­cia, o en Ita­lia, en Por­tu­gal, en Austria. Lue­go fui a Aus­tra­lia y a Nue­va Ze­lan­da. Creo que esa fue mi ma­yor for­ma­ción”, di­ce. “A par­tir de esos via­jes co­men­cé a cues­tio­nar la tra­di­ción clá­si­ca fran­ce­sa de Fa­bre y tam­bién la de mi pa­dre. Creo que aho­ra lle­gué a una sín­te­sis de lo me­jor de los dos mun­dos. Sien­to que he­mos apren­di­do mu­cho pe­ro to­da­vía nos que­da un tra­ba­jo enor­me por ha­cer”. •

rum­bos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.