Mie­do a los de­más

Sa­lir a la ca­lle, ha­blar en pú­bli­co, ex­po­ner­se a la opi­nión de los otros. Cuan­do el pá­ni­co es­cé­ni­co se vuel­ve in­so­por­ta­ble ¿pa­de­ce­mos fo­bia so­cial?

La Voz del Interior - Rumbos - - [ Vida Cotidiana ] - Por Mir­yam Bloch

• De a po­co, y ca­si sin dar­se cuen­ta, Mau­ri­cio de­jó de sa­lir a la ca­lle. A ex­cep­ción de las com­pras im­pres­cin­di­bles, se las arre­gló pa­ra que­dar­se en ca­sa, acom­pa­ña­do por el te­le­vi­sor y el te­lé­fono que, co­mo él, se fue si­len­cian­do len­ta­men­te. Du­ran­te más de diez me­ses, es­te jo­ven de 36 años só­lo se ani­mó a en­fren­tar al mun­do cuan­do un ami­go lo pa­sa­ba a bus­car y se com­pro­me­tía a acom­pa­ñar­lo en to­do mo­men­to.

En so­le­dad, Mau­ri­cio no sen­tía el tem­blor, la trans­pi­ra­ción y el ma­reo que lo in­va­dían ca­da vez que par­ti­ci­pa­ba en una reunión o, sim­ple­men­te, se­gún con­fie­sa, cuan­do te­nía que es­pe­rar unos mi­nu­tos en la co­la de un ban­co o ha­cer un trá­mi­te. Y aun­que se con­mue­ve con la mú­si­ca de Charly Gar­cía, no po­día ima­gi­nar­se en un re­ci­tal al ai­re li-

rum­bos

Ilustración

Mey!y me cues­ta mi­rar a las per­so­nas a los ojos. •Cuan­do

es­toy ha­blan­do con al­guien, me preo­cu­pa lo que pue­da es­tar pen­san­do de mí. •Te­mo

que pue­da pa­re­cer ri­dícu­lo o ha­cer al­gu­na ton­te­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.