FA­MO­SAS ARREPENTIDAS

La Voz del Interior - Rumbos - - [ Vida Cotidiana ] -

Le­jos del boom de las si­li­co­nas de la dé­ca­da del 90, que hi­zo de la Ar­gen­ti­na un pa­raí­so de las ci­ru­gías, hoy se apun­ta a una mu­jer más na­tu­ral y ele­gan­te. En esa lí­nea van es­tas fa­mo­sas: Mónica An­to­nó­pu­los: la ac­triz se sa­có las si­li­co­nas pa­ra bus­car un per­fil más ba­jo. Di­jo que cuan­do se las co­lo­có, a los 21 años, lo hi­zo sin pen­sar­lo de­ma­sia­do. Sil­vi­na Lu­na: el ta­ma­ño de sus lo­las le re­sul­ta­ba in­có­mo­do. Tam­po­co le ser­vía pa­ra sus cam­bios la­bo­ra­les, le­jos del per­fil

de ve­det­te. Así que fue al ci­ru­jano

y achi­có sus di­men­sio­nes. Tam­bién tu­vo una in­su­fi­cien­cia re­nal por el uso de me­ta­cri­la­to en una ci­ru­gía en la co­la.

Bo­ni­to es pen­sar

El tér­mino be­lle­za, que pro­vie­ne del la­tín, se usa pa­ra des­cri­bir al­go que gus­ta y es agra­da­ble en un mo­men­to da­do de la his­to­ria. Sue­le aso­ciar­se con la ar­mo­nía, el equi­li­brio y la si­me­tría de las for­mas. Se tra­ta de un va­lor abs­trac­to que no se pue­de ver ni to­car: esen­cial­men­te sub­je­ti­vo y de­ter­mi­na­do por fe­nó­me­nos so­cia­les, cul­tu­ra­les e his­tó­ri­cos . Tan per­so­nal es el con­cep­to, que lo que es be­llo pa­ra uno, pue­de no ser­lo pa­ra otro.

No obs­tan­te, los es­te­reo­ti­pos son fuer­tes e im­po­nen cri­te­rios. Y cuan­do la per­so­na no se ade­cua a ellos, pue­de que­dar ex­clui­da de lo “be­llo”. Des­de la Aso­cia­ción Psi­coa­na­lí­ti­ca Ar­gen­ti­na (APA), la psi­có­lo­ga Any Krie­ger opi­na: “El mer­ca­do bom­bar­dea ofer­tan­do con las ci­ru­gías la ilu­sión del cuer­po per­fec­to, don­de sub­ya­ce la idea de la fe­li­ci­dad. Evi­den­te­men­te, es­to no se con­si­gue y obli­ga una y otra vez al in­ten­to. Po­ner­se y sa­car­se si­li­co­nas, re­to­car la na­riz, nos ha­bla de una ilu­sión que fra­ca­sa. La idea de be­lle­za hoy se aso­cia con cuer­pos y ros­tros in­ter­ve­ni­dos por las ci­ru­gías”.

El mer­ca­do es ti­rano

La ilu­sión de de­te­ner el pa­so del tiem­po es pro­pia de la ma­yo­ría de los se­res hu­ma­nos. Es ven­cer al de­te­rio­ro y la muer­te. Es la uto­pía de la eter­na ju­ven­tud que tan bien fue

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.