Co­ra­zón de mu­jer

La Voz del Interior - Rumbos - - Salud Info@fundacioncardiologica.org - POR DRA. FLO­REN­CIA ROLANDI Y DRA. ME­LI­NA HUERIN Fun­da­ción Car­dio­ló­gi­ca Ar­gen­ti­na Apren­dé más so­bre el co­ra­zón de la mu­jer en www.rum­bos­di­gi­tal.com.ar

Las en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res son evi­ta­bles o con­tro­la­bles, pe­ro a las mu­je­res a ve­ces nos fal­ta in­for­ma­ción pa­ra avan­zar en una u otra di­rec­ción. Y si bien la idea no es asus­tar –sino jus­ta­men­te apren­der a cui­dar­nos–, es im­por­tan­te co­no­cer al­gu­nas ci­fras que di­men­sio­nan es­ta reali­dad: 1 de ca­da 3 mu­je­res mue­re en la Ar­gen­ti­na por en­fer­me­dad car­dio­vas­cu­lar, lo que re­pre­sen­ta en nues­tro país una mu­jer ca­da 11 mi­nu­tos.

Por eso, es­ti­mu­lar la pre­ven­ción y la adop­ción de con­duc­tas sa­lu­da­bles des­de eda­des tem­pra­nas, re­sul­tan claves pa­ra re­ver­tir es­tos nú­me­ros. Aquí van al­gu­nas re­co­men­da­cio­nes pa­ra un co­ra­zón sano.

En pri­mer lu­gar, es cen­tral la de­tec­ción tem­pra­na del ries­go car­dio­vas­cu­lar a par­tir de la con­sul­ta pe­rió­di­ca con el mé­di­co. La eva­lua­ción es al­go sim­ple y cual­quier pro­fe­sio­nal de la sa­lud pue­de ha­cer­lo. Con­tro­lar la pre­sión ar­te­rial es otro pa­so obli­ga­do pa­ra pre­ve­nir el ACV y la en­fer­me­dad car­día­ca en las mu­je­res. Es re­co­men­da­ble que se man­ten­ga por de­ba­jo del va­lor 140/90 mm Hg.

Co­no­cer los va­lo­res de co­les­te­rol tam­bién es fun­da­men­tal. Los va­lo­res nor­ma­les pa­ra el co­les­te­rol to­tal de­be­rían ser me­no­res de 200 mg/dl; el co­les­te­rol HDL o bueno, ma­yor a 50 mg/dl; y los tri­gli­cé­ri­dos me­no­res a 150 mg/d. Las con­cen­tra­cio­nes de co­les­te­rol LDL o ma­lo de­ben ser me­no­res a 130 mg/dl e ideal­men­te me­no­res de 100 mg/dl.

¿Otro de­ta­lle im­por­tan­te? Con­tro­lar los ni­ve­les de azú­car en san­gre. Los ni­ve­les ele­va­dos de glu­ce­mia au­men­tan el ries­go de com­pli­ca­cio­nes del co­ra­zón. Se con­si­de­ra dia­be­tes si las con­cen­tra­cio­nes su­pe­ran en más de dos con­tro­les en ayu­nas, los 126 mg/dl. En pa­cien­tes con dia­be­tes, el con­trol de los fac­to­res de ries­go car­dio­vas­cu­lar de­be ser aún más es­tric­to.

Los be­ne­fi­cios del ejer­ci­cio fí­si­co son in­nu­me­ra­bles. Pa­ra la prác­ti­ca de ejer­ci­cio ae­ró­bi­co, de in­ten­si­dad mo­de­ra­da, se su­gie­re al me­nos 30 mi­nu­tos al día, de 5 a 7 días a la se­ma­na. Y, cla­ro, hay que de­jar de fu­mar. La adic­ción al ta­ba­co es la prin­ci­pal cau­sa pre­ve­ni­ble de in­far­to car­día­co y ce­re­bro­vas­cu­lar en la mu­jer. Si fu­más, exis­ten tra­ta­mien­tos muy efec­ti­vos pa­ra que lo de­jes, y tu mé­di­co te pue­de ayu­dar.

Co­no­cer las en­fer­me­da­des de los pa­dres tam­bién es im­por­tan­te ya que exis­te un com­po­nen­te ge­né­ti­co he­re­di­ta­rio en el desa­rro­llo de las en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res. An­te pa­dres con pre­sión al­ta, dia­be­tes, in­far­to car­día­co, ACV u otros pro­ble­mas car­dio­vas­cu­la­res, es muy im­por­tan­te sa­ber­lo y rea­li­zar con­tro­les más pre­coz­men­te.

No es re­co­men­da­ble au­to­me­di­car­se ni aban­do­nar los tra­ta­mien­tos. Por úl­ti­mo (pe­ro tam­bién pa­ra em­pe­zar), man­te­ner una die­ta equi­li­bra­da y há­bi­tos sa­lu­da­bles te ayu­da­rán a sen­tir­te mu­cho me­jor. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.