CHAU, HAS­TA MAÑANA

La Voz del Interior - Rumbos - - Vida Cotidiana -

La psi­có­lo­ga Fernández Or­te­ga re­co­mien­da al­gu­nas me­di­das sim­ples pa­ra do­si­fi­car los tiem­pos de co­ne­xión con las re­des so­cia­les. Sin em­bar­go, acla­ra que si la adic­ción es muy gran­de, es ne­ce­sa­rio con­tac­tar­se con un te­ra­peu­ta. -No lle­var el ce­lu­lar a la me­sa du­ran­te las co­mi­das, ni tam­po­co aten­der­lo en ca­so de que sue­ne. -Apa­gar el ce­lu­lar al me­nos una vez al día, y no de­jar­lo al la­do de la ca­ma du­ran­te la no­che. -Con­sul­tar el co­rreo elec­tró­ni­co só­lo en ho­ra­rio de tra­ba­jo. -Pla­ni­fi­car dia­ria­men­te las con­sul­tas a las re­des so­cia­les. Por ejem­plo, cua­tro ve­ces al día no más de 20 mi­nu­tos. Ins­ti­tu­to Sin­cro­nía, es­pe­cia­li­za­do en es­trés, an­sie­dad y emo­cio­nes.

En la ma­yo­ría de los ca­sos, el FOMO se pre­sen­ta aso­cia­do a la in­ca­pa­ci­dad de po­der es­tar sin ha­cer na­da. Es un tras­torno de an­sie­dad que im­pi­de al su­je­to re­la­jar­se y dis­fru­tar ple­na­men­te del pre­sen­te, y don­de la po­si­bi­li­dad de tiem­po li­bre apa­re­ce co­mo una ver­da­de­ra preo­cu­pa­ción.

En­ton­ces, en vez de usar­lo pa­ra en­con­trar­se con la pa­re­ja, ha­cer ac­ti­vi­dad fí­si­ca, leer un li­bro, prac­ti­car un hobby o ir al ci­ne, la per­so­na sien­te la ne­ce­si­dad per­ma­nen­te de es­tar co­nec­ta­da pa­ra sa­ber en qué an­dan o cuá­les son los pla­nes de sus ami­gos y co­no­ci­dos en los pró­xi­mos mi­nu­tos, ho­ras, días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.