La Ha­ba­na La ciu­dad ícono

La Voz del Interior - Rumbos - - Escapadas -

La ca­pi­tal cu­ba­na se ca­rac­te­ri­za por dos no­tas: un in­con­fun­di­ble olor a ta­ba­co que per­fu­ma has­ta el úl­ti­mo de sus rin­co­nes, y trán­si­to pe­ren­ne de vi­si­tan­tes va­rio­pin­tos, cu­yo fluir acom­pa­ñan la mú­si­ca ca­lle­je­ra y al­gu­nos bai­la­ri­nes es­pon­tá­neos. Un re­co­rri­do por las ca­lles de La Ha­ba­na Vie­ja -de­cla­ra­da Patrimonio de la Hu­ma­ni­dad por la Unes­co-, cu­yos edi­fi­cios más an­ti­guos se en­cuen­tran en pleno pro­ce­so de res­tau­ra­ción, cons­ti­tu­ye el pri­mer pa­so de bai­le. Pa­ra los aman­tes de la lec­tu­ra y de la his­to­ria, la Pla­za de Ar­mas es el lu­gar idó­neo pa­ra des­cu­brir te­so­ros: des­de pri­me­ras edi­cio­nes de poe­ma­rios de Martí has­ta un vie­jo y cu­rio­so ál­bum de fi­gu­ri­tas que re­pa­sa con in­di­si­mu­la­ble emo­ción las ha­za­ñas de los cau­di­llos re­vo­lu­cio­na­rios. La pla­za es­tá ro­dea­da por pe­que­ños res­tau­ran­tes y ca­fés. Va­le la pe­na echar un vis­ta­zo al so­ber­bio Pa­la­cio de los Ca­pi­ta­nes Ge­ne­ra­les, con sus pa­re­des de pie­dra y su ca­lle de ma­de­ra, así co­mo dar­se un pa­seo por la ma­jes­tuo­sa Pla­za de la Ca­te­dral. A tan so­lo unas po­cas ca­lles de allí, se ha­lla el muy in­tere­san­te Mu­seo del Ron. En con­jun­to, se tra­ta de un cen­tro his­tó­ri­co vivo y en cons­tan­te ebu­lli­ción, pa­ra cu­yos vi­si­tan­tes ca­bría ha­cer una só­la advertencia: po­ner un pie en La Ha­ba­na ins­ta­la en el co­ra­zón del via­je­ro una nos­tal­gia que só­lo la po­si­bi­li­dad de vol­ver pue­de bo­rrar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.