El Puen­te Vie­jo Por don­de ga­lo­pó la his­to­ria

La Voz del Interior - Rumbos - - Escapadas -

“En las afue­ras del pue­blo, a unas diez cua­dras de la pla­za cén­tri­ca, el Puen­te Vie­jo tien­de su ar­co sobre el río, unien­do las quin­tas al cam­po tran­qui­lo”, re­zan los ver­sos de Don Se­gun­do Som­bra. Por aquí no só­lo co­rre agua, sino que han trans­cu­rri­do un par de si­glos de his­to­ria. Sím­bo­lo inequí­vo­co de es­ta lo­ca­li­dad, el puen­te fue cons­trui­do en 1857 pa­ra fa­ci­li­tar el cruce de una ori­lla a otra de es­te pa­so obli­ga­do del ca­mino real ha­cia el Al­to Pe­rú. Por acá pa­sa­ron −an­tes de su cons­truc­ción− pró­ce­res co­mo San Mar­tín ca­mino a la ba­ta­lla de San Lo­ren­zo, y Bel­grano con el ejér­ci­to del Nor­te. Tam­bién lo hi­zo el tris­te­men­te cé­le­bre Vi­rrey So­bre­mon­te, cuan­do es­ca­pa­ba de las in­va­sio­nes in­gle­sas. Fue cons­trui­do ori­gi­nal­men­te gra­cias al apor­te eco­nó­mi­co de los ve­ci­nos y se di­ce que fue uno de los pri­me­ros pa­sos del país en co­brar pea­je. Du­ran­te el día, un guar­dián apos­ta­do en una ca­si­lla era el co­bra­dor, y por la no­che se ce­rra­ba con ca­de­nas. Fue de­cla­ra­do Mo­nu­men­to His­tó­ri­co Na­cio­nal en 1999, una ca­te­go­ría que dio im­pul­so a su res­tau­ra­ción y per­mi­tió que vol­vie­ra a ser usa­do con fre­cuen­cia co­mo pun­to de en­cuen­tro por los lo­ca­les y atrac­ti­vo pa­ra los tu­ris­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.