El nue­vo via­je del Sal­món

A so­las jun­to al piano de Ger­mán Wie­de­mer, Andrés Ca­la­ma­ro edi­ta el ter­cer vo­lu­men de sus Gra­ba­cio­nes En­con­tra­das y bus­ca un so­ni­do aus­te­ro, le­jos de la ex­pe­ri­men­ta­ción.

La Voz del Interior - Rumbos - - Intro -

Den­tro de la dis­co­gra­fía de Andrés Ca­la­ma­ro, sus Gra­ba­cio­nes En­con­tra­das –Vol. 1, de 1993, y Vol. 2, de 1996- sig­ni­fi­ca­ron el ini­cio de una lar­ga aven­tu­ra de gra­ba­ción lú­di­ca e im­pul­si­va que pron­to en­con­tra­ría los ex­tre­mos en El Sal­món, su gran ex­pe­ri­men­to fí­si­co y ar­tís­ti­co. Eran va­li­jas car­ga­das de ra­re­zas mu­si­ca­les, con al­gu­nos hits na­tu­ra­les, ex­pe­ri­men­tos so­no­ros y to­mas en vi­vo. Aho­ra, 20 años des­pués de la úl­ti­ma en­tre­ga, Ca­la­ma­ro de­ci­de ce­rrar la tri­lo­gía con un dis­co que, a di­fe­ren­cia de sus an­te­rio­res, no bus­ca la ex­pe­ri­men­ta­ción ni el ries­go, sino la aus­te­ri­dad co­mo có­di­go pa­ra re­vi­si­tar un lis­ta­do de clá­si­cos aje­nos y pro­pios, tan so­lo acom­pa­ña­do por el piano de Ger­mán Wie­de­mer, miem­bro es­ta­ble de su ban­da des­de ha­ce ya al­gu­nas tem­po­ra­das.

“Al­go en el so­ni­do de es­tas gra­ba­cio­nes re­cuer­da a las gra­ba­cio­nes de jazz rea­li­za­das en la dé­ca­da de los años cin­cuen­ta, cuan­do los mú­si­cos se reunían una tar­de (pro­ba­ble­men­te una no­che), acor­da­ban un re­per­to­rio y gra­bar­lo con las pres­ta­cio­nes de la épo­ca”, co­men­tó Ca­la­ma­ro en un co­mu­ni­ca­do pu­bli­ca­do en su mu­ro de Fa­ce­book. El tra­ba­jo, que cuen­ta con ver­sio­nes de te­mas co­mo “Mi­lon­ga del tro­va­dor” de As­tor Piaz­zo­lla y Ho­ra­cio Fe­rrer, “Ga­rúa” de Aní­bal Troi­lo y “Nue­va zam­ba pa­ra mi tie­rra” de Lit­to Neb­bia, más al­gu­nos des­ta­ca­dos de su can­cio­ne­ro per­so­nal co­mo “Sie­te se­gun­dos y Los Avio­nes”, fue el re­sul­ta­do de úni­ca­men­te dos se­sio­nes es­pon­tá­neas mano a mano con su pia­nis­ta en los es­tu­dios Ro­map­ho­nic. “Ten­go que ser sin­ce­ro, soy muy de­ta­llis­ta cuan­do me es­cu­cho y pre­fie­ro evi­tar­me el tor­men­to”, con­fe­só el ar­tis­ta. “Pe­ro es­tas gra­ba­cio­nes lle­ga­ron a emo­cio­nar­me más de una vez”. — Juan Bar­be­ris •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.