¿NUES­TRAS PRO­PIAS SE­MI­LLAS?

La Voz del Interior - Rumbos - - Gustos Jardín -

Es­ta la­bor de qui­tar flo­res vie­jas ge­ne­ra un tri­ple be­ne­fi­cio. El pri­me­ro es sa­ni­ta­rio, ya que evi­ta­mos de­jar ma­te­ria or­gá­ni­ca en la plan­ta, con la po­si­bi­li­dad de ge­ne­rar pa­tó­ge­nos en el can­te­ro. La se­gun­da ven­ta­ja es eco­nó­mi­ca por­que nos per­mi­te guar­dar las se­mi­llas pa­ra su pos­te­rior uso. Y, por úl­ti­mo, la ter­ce­ra bue­na no­ti­cia es que, al qui­tar las se­mi­llas de la plan­ta, evi­ta­mos que és­tas si­gan li­be­ran­do una hor­mo­na que in­hi­be la for­ma­ción de nue­vas flo­res. Al sa­car las flo­res vie­jas, por lo tan­to, evi­ta­mos que esa hor­mo­na si­ga ac­tuan­do y es­ti­mu­la­mos una nue­va flo­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.