So­ñan­do a Smith

El en­tra­ña­ble Wa­lens­ki del cuen­to “Ten­nes­see”, de Gus­mán, vuel­vo al rue­do en un po­li­cial atí­pi­co e inol­vi­da­ble.

La Voz del Interior - Rumbos - - Intro Libros Breves - POR XI­ME­NA PASCUTTI Luis Gus­mán Ed­ha­sa $ 285

Wa­lens­ki su­po en­se­gui­da que se tra­ta­ba de un sue­ño por­que no ha­bía olor a po­dri­do. Co­rrían por el bor­de del Ria­chue­lo con su que­ri­do ami­go Smith −otro vie­jo co­no­ci­do del uni­ver­so li­te­ra­rio de Luis Gus­mán−, co­mo es­ca­pan­do de al­go. “Yo es­toy muer­to, pe­ro pron­to vas a te­ner no­ti­cias mías”, le sol­tó Smith, y Wa­lens­ki se des­per­tó del sus­to, sos­pe­chan­do que los del más acá y más allá no flo­ta­mos en mun­dos tan dis­tin­tos.

En Has­ta que te co­no­cí, el es­cri­tor nos in­vi­ta a acom­pa­ñar en cla­ve po­li­cial a uno de los per­so­na­jes que más dis­fru­ta: el ex pe­sis­ta de su no­ve­la Ten­nes­see, aho­ra en­car­ga­do del gim­na­sio Pla­ne­ta Cuer­po, de Ave­lla­ne­da. Ti­po ra­ro y so­li­ta­rio, tan afec­to al Ga­to­ra­de co­mo a los lim­pia­do­res per­fu­ma­dos con los que frie­ga el gim­na­sio. Un día se apa­re­ce una chi­ca bus­can­do a Sil­vio, un stree­per frí­vo­lo y ha­bi­tué del lu­gar. La de­jó em­ba­ra­za­da y es­ca­pó pa­ra no ha­cer­se car­go. Wa­lens­ki de­ci­de ayu­dar­la.

De es­te ovi­llo de si­tua­cio­nes in­co­ne­xas −el sue­ño, co­no­cer a Lu­ce­ro, una vie­ja cui­ta con Sil­vio− sa­len va­rias fi­gu­ras y víncu­los que no sa­be­mos pa­ra dón­de irán. Ellos tam­po­co pa­re­cen sa­ber. Gus­mán,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.