Es­cri­tor en la mi­ra

La Voz del Interior - Rumbos - - Vida Cotidiana -

Kipling fue uno de los es­cri­to­res más po­pu­la­res de la In­gla­te­rra vic­to­ria­na. Pe­ro ya en­ton­ces, mu­cho an­tes de que la des­co­lo­ni­za­ción lo pu­sie­ra en la pi­co­ta, re­ci­bía crí­ti­cas. Bor­ges, que tam­bién las re­ci­bió lue­go y por mo­ti­vos análo­gos, es­cri­bió: “(H. G.) Wells y (Ber­nard) Shaw, so­cia­lis­tas, mi­ra­ron con al­gu­na ex­tra­ñe­za a ese im­pre­vis­to jo­ven que les man­da­ba un va­go In­dos­tán y que pre­di­ca­ba que el Im­pe­rio es el de­ber y el far­do del hom­bre blan­co. Fa­tal­men­te in­cu­rrie­ron en el error de juz­gar a ese hom­bre ge­nial por sus opi­nio­nes po­lí­ti­cas”.

Pre­ci­sa­men­te, el cru­do poe­ma “La car­ga del hom­bre blan­co”, es­cri­to en 1897 pa­ra el Ju­bi­leo de Dia­man­tes de la rei­na Vic­to­ria, tra­za la mi­ra­da ra­cis­ta y eu­ro­cén­tri­ca de Kipling, que jus­ti­fi­ca la co­lo­ni­za­ción co­mo he­cho al­truis­ta, la no­ble em­pre­sa de do­mi­nar a las “ra­zas in­fe­rio­res” pa­ra sal­var­las de la ig­no­ran­cia.

Cuan­do a los 42 años re­ci­bió el No­bel –fue el más jo­ven ga­lar­do­na­do y el pri­mer in­glés, en 1907–,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.