QUÉ PA­SA EN AR­GEN­TI­NA

La Voz del Interior - Rumbos - - Vida Cotidiana -

En nues­tro país, la Ad­mi­nis­tra­ción Na­cio­nal de Me­di­ca­men­tos y Tec­no­lo­gía Mé­di­ca (ANMAT) aca­ba de apro­bar la dro­ga ni­vo­lu­mab pa­ra cin­co in­di­ca­cio­nes di­fe­ren­tes al mis­mo tiem­po: con­tra el cán­cer de pul­món me­tas­tá­si­co de cé­lu­las no pe­que­ñas, es­ca­mo­so y no es­ca­mo­so; con­tra el melanoma me­tas­tá­si­co o irre­se­ca­ble co­mo mo­no­te­ra­pia; con­tra el melanoma me­tas­tá­si­co o irre­se­ca­ble en com­bi­na­ción con ipi­li­mu­mab –otra in­mu­no­te­ra­pia ya apro­ba­da en el país–; y con­tra el car­ci­no­ma de cé­lu­las re­na­les o RCC).

Días an­tes, el or­ga­nis­mo le ha­bía da­do luz ver­de al pem­bro­li­zu­mab, el me­di­ca­men­to que tan­to pro­mo­cio­nó Jimmy Car­ter. “La Ar­gen­ti­na es­tá ac­ce­dien­do en for­ma ple­na a es­tos me­di­ca­men­tos, co­mo no su­ce­de en otros paí­ses. Es­ta­mos a la al­tu­ra de los EE.UU.”, se­ña­la Car­los Sil­va, je­fe del ser­vi­cio de On­co­lo­gía del Hos­pi­tal Bri­tá­ni­co de Bue­nos Ai­res. Y re­cuer­da que en el país el Plan Mé­di­co Obli­ga­to­rio es­ta­ble­ce que los pa­cien­tes de­ben ac­ce­der al 100% de los me­di­ca­men­tos on­co­ló­gi­cos.

Pe­ro cla­ro, es­tos nue­vos tra­ta­mien­tos son muy cos­to­sos (unos US$ 12 mil por mes en EE.UU.) y aun­que la ley es­ti­pu­la que obras so­cia­les y pre­pa­gas de­be­rían cu­brir­los, es­to no siem­pre flu­ye sin com­pli­ca­cio­nes.

“Se vie­ne un te­ma di­fí­cil”, an­ti­ci­pa Gon­za­lo Gómez Abuin, on­có­lo­go del Hos­pi­tal Ale­mán. “Son tra­ta­mien­tos de al­to cos­to, que ge­ne­ran un enor­me desafío pa­ra los sis­te­mas de sa­lud de to­do el mun­do, y tam­bién pa­ra las com­pa­ñías far­ma­céu­ti­cas, por­que el te­ma es có­mo ha­ce­mos pa­ra que ac­ce­dan quie­nes los ne­ce­si­tan sin que se fun­dan los sis­te­mas sa­ni­ta­rios. Es un in­te­rro­gan­te qué su­ce­de­rá en la Ar­gen­ti­na”, di­ce.

Aho­ra bien, ¿de qué ha­bla­mos cuan­do ha­bla­mos de in­mu­no­te­ra­pia con­tra el cán­cer o in­muno-on­co­lo­gía (IO)? De es­ti­mu­lar por me­dio de fár­ma­cos de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción la ac­ción del sis­te­ma in­mu­ne del pro­pio pa­cien­te pa­ra que sea és­te quien iden­ti­fi­que y ata­que a las cé­lu­las can­ce­rí­ge­nas (ver re­cua­dro). Es de­cir, ya no se apun­ta al ori­gen anató­mi­co de ca­da tu­mor pa­ra de­ci­dir el tra­ta­mien­to, co­mo se ha­cía has­ta aho­ra. Y es­ta es una gran di­fe­ren­cia res­pec­to de los tra­ta­mien­tos tra­di­cio­na­les (ci­ru­gía, qui­mio­te­ra­pia y ra­dio­te­ra­pia), que po­nen el acen­to en el ti­po de cán­cer y el ór­gano afec­ta­do y uti­li­zan he­rra­mien­tas aje­nas al pa­cien­te pa­ra com­ba­tir la en­fer­me­dad.

Aun­que la po­si­bi­li­dad de ape­lar a la ca­pa­ci­dad de­fen­si­va del sis­te­ma in­mu­ne de los pa­cien­tes pa­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.