Claudia Fi­lip­pi de Cór­do­ba Ca­pi­tal te­nía una gli­ci­na pe­ro en agos­to/ sep­tiem­bre, no vol­vie­ron a bro­tar ni sus ho­jas ni sus flo­res. Cuan­do la com­pra­ron vino con una es­pe­cie de in­jer­to (en­vía una fo­to). Quie­re plan­tar otra pe­ro ne­ce­si­ta sa­ber qué su­ce­dió y

La Voz del Interior - Rumbos - - Gustos Jardín -

Claudia, por lo que veo en la fo­to­gra­fía en­via­da, lo que cre­ce des­de aba­jo es un bro­te de siem­pre ver­de que sim­ple­men­te na­ció al la­do de la plan­ta. Las gli­ci­nas en ca­zue­las pe­que­ñas, con po­co dre­na­je, ad­quie­ren un hon­go en sus raí­ces que las mata. Pa­ra ve­ri­fi­car si ese es el pro­ble­ma, quie­bre el tron­co en la ba­se de la plan­ta muer­ta y si tie­ne un co­lor bo­rra­vino en la ma­de­ra, se tra­ta de es­te hon­go. De ser así, no vuel­va a po­ner otra gli­ci­na al me­nos por dos años en el mis­mo lu­gar. De otra for­ma, co­rre­rá con la mis­ma suer­te que la plan­ta an­te­rior.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.