DE HOL­MES A WALLANDER: FIE­BRE DE DE­TEC­TI­VES

La li­te­ra­tu­ra po­li­cial vi­ve su edad de oro: nun­ca tu­vo tan­tos fa­ná­ti­cos co­mo aho­ra. El gran mo­men­to del gé­ne­ro tras­pa­sa el pa­pel y sal­ta al ci­ne y la TV. Un re­co­rri­do por los gran­des “sa­bue­sos” de la his­to­ria, ti­pos pa­ra quie­nes no exis­te el cri­men per­fec

La Voz del Interior - Rumbos - - En Imagen - POR EDUARDO DIA­NA

Tie­nen dis­tin­tos es­ti­los de vi­da, no coin­ci­den en los mé­to­dos de in­ves­ti­ga­ción, al­gu­nos son cí­ni­cos y otros al­truis­tas y bon­da­do­sos. Hay tam­bién quie­nes se mues­tran atil­da­dos y for­ma­les y otros que a me­nu­do se co­dean con la bohe­mia más ran­cia. La ga­le­ría de de­tec­ti­ves de fic­ción es tan am­plia co­mo el uni­ver­so de enig­má­ti­cos ca­sos que les to­ca re­sol­ver. Pe­ro hay al­go en lo que to­dos es­tos per­so­na­jes son exac­ta­men­te igua­les: pa­ra ellos, el cri­men per­fec­to no exis­te.

Cuer­pos en­san­gren­ta­dos que no tie­nen he­ri­das; ase­si­na­tos sin hue­llas; crí­me­nes sin mó­vi­les ni

Ken­neth Bra­nagh,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.