KURT WALLANDER

El per­so­na­je del sue­co Hen­ning Man­kell es un ver­da­de­ro fe­nó­meno mun­dial.

La Voz del Interior - Rumbos - - En Imagen -

No mu­chos más que los sue­cos re­co­no­ce­rían al pe­que­ño y gé­li­do pue­blo de Ys­tad, en el sur del país, si no fue­ra por la do­ce­na de no­ve­las del es­cri­tor Hen­ning Man­kell y su pro­ta­go­nis­ta, el de­tec­ti­ve po­li­cial Kurt Wallander. Le­jos del ar­que­ti­po de hé­roe, Wallander es un hom­bre ator­men­ta­do, pe­si­mis­ta y me­lan­có­li­co, con pro­ble­mas de al­cohol y dia­be­tes, y una vi­da fa­mi­liar po­co equi­li­bra­da, con una tur­bu­len­ta re­la­ción con su hi­ja.

Aun­que su per­so­na­je apa­re­ce me­nos de­sen­can­ta­do de la vi­da que en la li­te­ra­tu­ra, las pe­lí­cu­las y se­ries te­le­vi­si­vas (una de ellas pro­du­ci­da por la BBC e in­ter­pre­ta­do por Ken­neth Bra­nagh) mul­ti­pli­ca­ron su fa­ma. Por eso, un tour tu­rís­ti­co en Ys­tad pro­po­ne re­co­rrer los lu­ga­res por don­de se mue­ve Wallander en su vi­da co­ti­dia­na: el Ho­tel Con­ti­nen­tal, la flo­re­ría de la es­qui­na de Pott­ma­ka­re­gränd y Väs­tra, la ca­sa don­de vi­ve en la ca­lle Ma­ria­ga­tan, sus lo­ca­les pre­fe­ri­dos de piz­zas y ham­bur­gue­sas y has­ta el ca­fé Kon­di­to­ri, don­de una tar­ta lle­va su nom­bre.

La BBC es­tre­nó su se­rie de Wallander en 2008.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.