“El Eve­rest te pue­de echar de una pa­ta­da en el cu­lo”

Tras un pri­mer in­ten­to que ca­si lo man­da pa­ra el otro ba­rrio, Fa­cun­do Ara­na aca­ba de al­can­zar la ci­ma del Eve­rest. A los 43 años, atra­vie­sa lo que él lla­ma “un pre­sen­te ideal”, don­de pue­de com­bi­nar tea­tro, mú­si­ca y sa­xo, ins­tru­men­to que lo apa­sio­na. Ade­má

La Voz del Interior - Rumbos - - Psicología - POR JA­VIER FIR­PO FO­TO JO­SE NICOLINI

tu­vo que re­sig­nar­se por im­pe­di­mien­tos de sa­lud. Na­da me­nos que un ede­ma pul­mo­nar. “Por su­pues­to que el 23 de ma­yo se me vi­nie­ron to­das las imá­ge­nes jun­tas. Un tsu­na­mi de dis­po­si­ti­vas. Y so­bre to­do aque­llos días in­ter­na­do en un hos­pi­tal de Ne­pal ha­ce cua­tro años”. Por eso, cuan­do su­peró los 5.300 me­tros, “sen­tí que ven­cí el es­tig­ma” y per­ci­bió que el ob­je­ti­vo no era tan utó­pi­co. “Su­pe­rar los 5.300 me­tros fue par­te del desafío. Es­tu­vo ge­nial que aque­lla vez la mon­ta­ña me ha­ya echa­do de una pa­ta­da en el cu­lo, por­que es­ta vez me en­tre­né y me es­for­cé el do­ble pa­ra lle­gar has­ta el fi­nal”.

Ara­na ha­ce una pau­sa y re­cuer­da cuan­do le di­jo a su mu­jer, María Su­si­ni, que que­ría vol­ver a in­ten­tar­lo. “Ella me apo­yó siem­pre y lo úni­co que me di­jo fue: ‘An­dá, sa­ca­te las ga­nas pe­ro por fa­vor no me ha­gas ir a bus­car­te’. Y cum­plí”, in­fla el pe­cho mi­rán­do­la a su com­pa­ñe­ra,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.