Si que­rés un ce­lu, fir­má acá

Pa­ra que el mó­vil no se con­vier­ta en enemi­go, pro­po­nen un “con­tra­to di­gi­tal” en­tre pa­dres e hi­jos.

La Voz del Interior - Rumbos - - Intro -

Has­ta no ha­ce tan­to, mu­chos pa­dres se pre­gun­ta­ban a qué edad de­be­rían dar­les a sus hi­jos las lla­ves del au­to o la ca­sa. Hoy, ca­da vez más tem­prano, de­ben afron­tar un nue­vo pe­di­do de los chi­cos, no me­nos in­quie­tan­te: “Quie­ro mi ce­lu­lar”. Y con el pri­mer te­lé­fono se mul­ti­pli­can las cues­tio­nes que los ma­yo­res de­ben aten­der. ¿Qué uso le da­rá mi hi­jo al smartp­ho­ne? ¿Y los lí­mi­tes que de­bo po­ner yo? ¿Qué gra­do de in­de­pen­den­cia su­pon­drá es­to? Pa­ra ayu­dar­los, Jes­se Wein­ber­ger, una es­pe­cia­lis­ta es­ta­dou­ni­den­se en se­gu­ri­dad in­for­má­ti­ca, pu­bli­có una suer­te de “con­tra­to di­gi­tal fa­mi­liar”. Más allá de que los me­no­res se com­pro­me­tan a cum­plir lo que fir­man, al­go po­si­ti­vo es que el do­cu­men­to les in­for­ma so­bre las po­si­bles con­se­cuen­cias de des­obe­de­cer lo acor­da­do. Por ejem­plo, uno de los ar­tícu­los del con­tra­to di­ce: “Nun­ca me ha­ré ami­go o me con­tac­ta­ré con in­di­vi­duos que mis pa­dres no co­noz­can per­so­nal­men­te”. •

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.