¿EL GRA­FI­TI YA ES PAR­TE DE LAS BE­LLAS AR­TES?

La Voz del Interior - Rumbos - - En Tapa -

El ori­gen de los gra­fi­tis se re­mon­ta al Im­pe­rio Ro­mano: eran fre­cuen­tes las pintadas sa­tí­ri­cas que apa­re­cían so­bre los mu­ros, rui­nas y co­lum­nas. El ar­te ur­bano mo­derno sur­gió en Es­ta­dos Uni­dos y se lla­mó bom­bing, el ob­je­ti­vo era cu­brir la ciu­dad con le­tras y di­bu­jos ve­lo­ces, en­cen­der una bom­ba de co­lor en me­dio de un pa­si­llo os­cu­ro o una pa­red abu­rri­da. En los años se­ten­ta, en el Bronx de Nueva York na­ció el hip-hop y así cre­ció la cul­tu­ra del gra­fi­ti de la mano de la música, co­mo ex­pre­sión de crí­ti­ca ha­cia el sis­te­ma y ma­ni­fes­ta­ción de li­ber­tad in­di­vi­dual. A pe­sar de su dis­cur­so dis­rup­ti­vo, mu­chos se­ña­lan a Banksy con el de­do. Lo acu­san de trai­dor, de apro­ve­char su po­pu­la­ri­dad pa­ra ha­cer­se mi­llo­na­rio y ser fun­cio­nal al sis­te­ma que él mis­mo cri­ti­ca. Lo cier­to es que el ar­tis­ta es uno de los más co­ti­za­dos del mun­do: sus obras se subas­tan a mi­llo­nes de dó­la­res y se ex­po­nen en mu­seos pres­ti­gio­sos, co­mo el Pa­la­cio Ci­po­lla de Ro­ma, el Museo de Ar­te Mo­derno de Ams­ter­dam y en el MOMA de Nueva York. “Un gra­fi­ti den­tro de un museo es co­mo un león en la jau­la de un zoo”, di­ce Fi­lip­po, un co­no­ci­do mu­ra­lis­ta ita­liano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.