TURBA Y MUS­GO

La Voz del Interior - Rumbos - - Gustos -

Pa­ra evi­tar la muer­te de es­tas no­bles plan­tas es con­ve­nien­te cor­tar y se­pa­rar sus hi­jos cuan­do ten­gan al me­nos la mi­tad o dos ter­cios de la al­tu­ra de la ma­dre, así ex­ten­de­re­mos su vi­da al me­nos dos años más. Al se­pa­rar los hi­jos, co­ló­que­los en turba o mus­go y ten­ga en cuen­ta que es­tas plan­tas uti­li­zan sus raí­ces só­lo pa­ra an­clar­se en la co­pa de los ár­bo­les de don­de pro­vie­nen la ma­yo­ría de ellas y no re­que­ri­rán ma­ce­tas con sus­tra­tos ri­cos en nu­trien­tes, ya que la ma­yo­ría los cap­tan del ai­re hú­me­do que las cir­cun­da, por lo que agra­de­cen es­tar en hor­que­tas de ár­bo­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.