EL CIU­DA­DANO ILUS­TRE QUE ACA­BA DE MAR­CAR OTRO HI­TO EN LA HIS­TO­RIA DE NUES­TRO CI­NE

Aun­que no go­ce de la po­pu­la­ri­dad de ti­pos co­mo Da­rín o Fran­ce­lla, Os­car Mar­tí­nez es uno de los gran­des ac­to­res que ha da­do la Ar­gen­ti­na. Fue par­te de fil­mes fun­da­men­ta­les co­mo La tre­gua, El ni­do va­cío o Re­la­tos sal­va­jes. Y aca­ba de ha­cer his­to­ria gran­de a

La Voz del Interior - Rumbos - - Oscar Martinez -

l do­min­go 4 de sep­tiem­bre, los es­pec­ta­do­res de la sa­la Pa­laz­zo del Ci­ne­ma, el es­ce­na­rio ma­yor del Fes­ti­val de Ci­ne de Ve­ne­cia, se pu­sie­ron de pie y aplau­die­ron du­ran­te 10 mi­nu­tos inin­te­rrum­pi­dos a El ciu­da­dano ilus­tre. Los di­rec­to­res Gas­tón Du­prat y Ma­riano Cohn, jun­to al pro­ta­go­nis­ta Os­car Mar­tí­nez es­ta­ban ano­na­da­dos por la re­cep­ción de un pú­bli­co his­tó­ri­ca­men­te exi­gen­te, ri­gu­ro­so y aman­te más de lo eu­ro­peo que de lo la­ti­noa­me­ri­cano. Y el re­cuer­do fres­co de Re­la­tos sal­va­jes, en Can­nes 2014, obli­ga­ba a ser cau­tos y me­su­ra­dos. El fil­me de Da­mián Szi­frón tam­bién ha­bía re­ci­bi­do un his­tó­ri­co aplau­so, aun­que aban­do­nó la Cos­ta Azul sin la pre­cia­da Pal­ma de Pla­ta. Has­ta que lle­gó el pa­sa­do sá­ba­do 10 de sep­tiem­bre y la ines­pe­ra­da no­ti­cia se vi­ra­li­zó pa­sa­do el me­dio­día ar­gen­tino: “Os­car Mar­tí­nez, ele­gi­do me­jor ac­tor”. La sa­tis­fac­ción del ac­tor cru­zó el Atlán­ti­co con un efu­si­vo “Ya no pue­do pe­dir­le más na­da a es­te ofi­cio. Pe­ro me co­noz­co, y quie­ro más”. Ca­si que se le es­cu­cha la son­ri­sa del otro la­do del te­lé­fono: “Jus­to le de­cía a mi mu­jer que me sien­to co­mo si fue­ra Al Pa­cino o Ro­bert Red­ford, no sé, es im­pre­sio­nan­te lo que si­gue pa­san­do acá”. Des­de el lobby del ho­tel Ex­cel­sior, en Ve­ne­cia, don­de se hos­pe­dó jun­to a Ma­ri­na Bo­rensz­tein, el ac­tor ar­gen­tino del mo­men­to atien­de a

Rum­bos 48 ho­ras des­pués de ha­ber mar­ca­do un hi­to en el mun­do de la ci­ne­ma­to­gra­fía ar­gen­ti­na: sa­can­do los pre­mios Os­car con­se­gui­dos por La his­to­ria ofi­cial y El se­cre­to

de sus ojos, la Co­pa Vol­pi que le­van­tó Mar­tí­nez es el ga­lar­dón más tras­cen­den­te de las úl­ti­mas tres dé­ca­das, a la al­tu­ra de la Pal­ma de Pla­ta que con­si­guió Nor­ma Alean­dro en el Fes­ti­val de Can­nes, en 1986, por su la­bor en el emblemático fil­me de Luis Puen­zo. “Es­toy aco­sa­do, con­fun­di­do, ma­rea­do, pe­ro es un es­ta­do po­si­ti­vo, por­que es­toy re­ci­bien­do cien­tos de lla­ma­dos, pe­di­dos de no­tas con me­dios na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les, me pa­ran por la ca­lle, me fe­li­ci­tan… Me sien­to co­mo un fut­bo­lis­ta que le­van­ta la co­pa en, no sé… en Wem­bley. La ver­dad es que to­do es­to, a mis 67 años, era inima­gi­na­ble”.

¿Có­mo vas di­gi­rien­do to­do lo que te pa­só en la Mos­tra?

Me sien­to em­pa­cha­do de fe­li­ci­dad. Ano­che –24 ho­ras des­pués de ha­ber con­se­gui­do el pre­mio- le pe­día a mi mu­jer que me pe­lliz­ca­ra, te ju­ro, por­que por mo­men­tos te­mía es­tar den­tro de una pe­lí­cu­la.

La pe­lí­cu­la de tu vi­da…

La pe­lí­cu­la que se hi­zo real, lo que me tra­jo mu­cho ali­vio y sa­tis­fac­ción. Es­te pre­mio es de los más im­por­tan­tes del mun­do. ¿Te das cuen­ta quié­nes le­van­ta­ron es­ta Co­pa? Burt Lan­cas­ter, Ge­rard De­par­dieu, Mar­ce­llo Mas­troian­ni, Brad Pitt, Sean Penn, Jack Lem­mon... Y en­tre esos mons­truos, apa­rez­co yo, un ve­te­rano ar­gen­tino que lle­gó aquí, a la Mos­tra, cho­cho pe­ro con una mano atrás y otra ade­lan­te…

¿Nin­gu­na ex­pec­ta­ti­va te­nías?

Es que es tan di­fí­cil… Yo no soy un ac­tor fes­ti­va­le­ro, em­pe­cé de gran­de a vi­si­tar los Grand Slam del ci­ne, co­mo el de San Sebastián con El ni­do va­cío, el de Can­nes con Re­la­tos sal­va­jes y aho­ra el de Ve­ne­cia. Me gus­ta sa­ber to­do, da­tos, nom­bres, quié­nes ga­na­ron y yo te­nía cla­ro que só­lo un ac­tor de ha­bla his­pa­na, en to­da la his­to­ria de es­te fes­ti­val ha­bía ob­te­ni­do la Co­pa Vol­pi: Ja­vier Bardem.

¿En­ten­dés? Sue­na me­dio ob­se­si­vo...

To­tal, pe­ro me sien­to más se­gu­ro y me per­mi­te sa­ber dón­de es­toy pa­ra­do… En­ton­ces, nin­gún ac­tor la­ti­noa­me­ri­cano fi­gu­ra­ba… ¿Qué ex­pec­ta­ti­vas po­día te­ner? Sa­bía que los di­rec­to­res (Du­prat y Cohn) ha­bían he­cho un es­tu­pen­do tra­ba­jo, y que la his­to­ria era só­li­da, dis­tin­ta, bien ar­gen­ti­na y con bue­nas ac­tua­cio­nes, pe­ro no más que eso. Y, en­ci­ma, ad­ver­tir con los pi­chis que com­pe­tía de­ci­dí ni per­der el tiem­po con so­ñar… Mi­chael Fass­ben­der, Ja­ke Gy­len­hall, Ryan Gos­ling. Tres re ca­pos en Holly­wood.

Pen­sas­te que ellos se­rían ima­nes pa­ra el ju­ra­do…

Tie­nen otro gla­mour, otra vi­si­bi­li­dad, es Holly­wood fi­nal­men­te… Pe­ro tam­bién sa­bía de la se­rie­dad de Sam Men­des (Be­lle­za ame­ri­ca­na), el pre­si­den­te del Ju­ra­do, y fi­gu­ras in­men­sas co­mo Lo­ri An­der­son y Chia­ra Mas­troian­ni, la hi­ja de Mar­ce­lo y Cat­he­ri­ne De­nue­ve…

Pre­fe­ris­te ser es­cép­ti­co…

Rea­lis­ta, me­jor. Fue al­go na­tu­ral, no una pos­tu­ra. Y eso que te­nía la bue­na on­da del pre­si­den­te de la Mos­tra, las fuer­tes re­per­cu­sio­nes de la pren­sa es­pe­cia­li­za­da y la ova­ción con­mo­ve­do­ra de aque­lla fun­ción del día 4, que me em­pe­za­ban a se­ña­lar co­mo uno de los can­di­da­tos. Pe­ro uno no tie­ne ca­nas en vano, uno ya vi­vió lo su­fi­cien­te co­mo pa­ra no que­mar­se con le­che nue­va­men­te...

¿Por qué lo de­cís?

Pri­me­ro por­que te­nía el re­cuer­do fres­co de Re­la­tos sal­va­jes, que era nú­me­ro pues­to pa­ra Can­nes 2014. Yo es­ta­ba ahí, lo vi­ví y era al­go pa­re­ci­do a lo que ocu­rrió aquí… Y nos fui­mos de Can­nes con la sa­tis­fac­ción de la mi­sión cum­pli­da pe­ro con una mue­ca de de­cep­ción. Tam­bién te­nía el an­te­ce­den­te del pro­pio Ro­dri­go (De la Ser­na), que es­tu­vo con­mi­go aquí por In­se­pa­ra­bles (que in­te­gró una sec­ción pa­ra­le­la de la Mos­tra), que me ha­bía di­cho que, por mi bien, tra­ta­ra de co­rrer­me del del “run­rún”, por­que él tam­bién era una fi­ja por Dia­rios de mo­to-

“ME FAS­CI­NA EL UNI­VER­SO DEL ES­CRI­TOR, Y ME GUS­TA ES­CRI­BIR”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.