LOS LEC­TO­RES CONSULTAN

La Voz del Interior - Rumbos - - Gustos -

Ca­ro­li­na Pres­fraind, de Gua­le­guay­chú, En­tre Ríos, man­da fo­to­gra­fías de una es­pe­cie de ge­la­ti­na verde que cre­ce en el cés­ped de su pa­tio y pi­de ayu­da.

Ca­ro­li­na, lo que tie­ne su cés­ped se de­no­mi­na “Nos­toc”. Se tra­ta de una cia­no­bac­te­ria que cre­ce na­tu­ral­men­te en sue­los com­pac­ta­dos con po­co dre­na­je, buen con­te­ni­do de hu­me­dad y fós­fo­ro. Pa­ra eli­mi­nar­lo, hay que des­com­pac­tar el sue­lo cla­van­do tridentes ca­da 10 cen­tí­me­tros de dis­tan­cia pa­ra me­jo­rar el dre­na­je, dis­mi­nuir el rie­go a la mí­ni­ma ex­pre­sión y evi­tar fer­ti­li­zar con fós­fo­ro el te­rreno.

Vi­via­na Mac­ca­ri, de Men­do­za, quie­re sa­ber qué ne­ce­si­ta un jaz­mín del Ca­bo pa­ra desa­rro­llar­se bien. “Vi­vo en un de­par­ta­men­to que tie­ne un pe­que­ño pa­tio, don­de só­lo da el sol al me­dio­día”, di­ce.

Vi­via­na, me­dio día de sol es un tiem­po su­fi­cien­te pa­ra que su plan­ta flo­rez­ca. An­tes de plan­tar­la, lo acon­se­ja­ble es que in­cor­po­re dos o tres bol­sas de ho­ja de pino mo­li­do o tie­rra es­pe­cial pa­ra jaz­mi­nes pa­ra me­jo­rar la aci­dez del sue­lo, ya que en Men­do­za es­ta es­pe­cie es le­ve­men­te al­ca­li­na y po­dría su­frir de clo­ro­sis fé­rri­ca si no se in­cor­po­ra es­te sus­tra­to al sue­lo.

Te­re Ca­ra­ba­jal, de San­tia­go del Es­te­ro, en­vía imá­ge­nes de una plan­ta de ho­jas ca­du­cas con flo­res ro­jas. Desea sa­ber qué es­pe­cie es.

Te­re, su plan­ta es una Eryth­ri­na spe­cio­sa, un ar­bo­li­llo pa­rien­te de nues­tro cei­bo, ori­gi­na­rio de Bra­sil, que ra­ra­men­te su­pera los cin­co me­tros de al­tu­ra. Cuí­de­lo de las he­la­das fuer­tes y fer­ti­lí­ce­lo fre­cuen­te­men­te con pro­duc­tos ri­cos en po­ta­sio pa­ra in­ten­si­fi­car el co­lor de sus flo­res.

So­le­dad Az­cu­rra Gerst­ner, de Men­do­za, plan­tó dos bra­chi­chi­tos en la ve­re­da, pe­ro per­die­ron sus ho­jas. Pre­gun­ta si es nor­mal.

So­le­dad, la caí­da de las ho­jas en un bra­chi­chi­to sue­le dar­se en épo­cas de mu­cho frío. El ár­bol es se­mi­ca­du­co. Me in­clino más a que sea es­trés de tras­plan­te. Pi­se bien al­re­de­dor del ta­llo y no de­je que le fal­te agua.

Sil­via y Car­los Co­rrea, de San Juan, tie­nen una plan­ta cra­sa de 16 años que flo­re­ció por pri­me­ra vez. Desean sa­ber su

nom­bre y si es cier­to que mue­re des­pués de la flo­ra­ción.

Sil­via y Car­los, la plan­ta tie­ne el nom­bre cien­tí­fi­co de Aeo­nium ar­bo­reum. Ha­bi­tual­men­te mue­re des­pués de la flo­ra­ción, por lo que le su­gie­ro rea­li­zar siem­pre es­que­jes de ho­ja.

Pe­dro Bri­to, de Cór­do­ba, en­vía fo­tos del tron­co de un ár­bol de “pe­zu­ña de va­ca”, “cu­bier­to con lo que pa­re­cen ser pa­rá­si­tos”.

Pe­dro, lo que tie­ne el tron­co de su ár­bol es co­chi­ni­lla en gran­des can­ti­da­des. Lo pri­me­ro que de­be ha­cer es qui­tar la ma­yo­ría de la co­chi­ni­lla, den­tro de lo po­si­ble con el cho­rro abier­to de una hi­dro­la­va­do­ra o un ce­pi­llo. Lue­go, ro­cíe la plan­ta con acei­te emul­sio­na­ble con la do­sis que in­di­que el pros­pec­to y re­pi­ta lue­go 4 ve­ces más la fu­mi­ga­ción con in­ter­va­lo de 7 días en­tre ca­da apli­ca­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.