Ser y pa­re­cer

La Voz del Interior - Rumbos - - En Imagen -

La ca­rre­ra de Iván de Pi­ne­da, en cam­bio, em­pe­zó con una bro­ma. Al­guien de la fa­mi­lia en­vío una fo­to­gra­fía su­ya a una agen­cia de mo­de­los, sin que él lo su­pie­ra y re­sul­tó que lo lla­ma­ron. Pa­ra al­guien que de ni­ño ha­bía si­do blan­co de car­ga­das por te­ner en­tre 5 y 6 gra­dos de mio­pía, la con­vo­ca­to­ria co­mo mo­de­lo -tam­bién a los 17- fue una gran sor­pre­sa y el co­mien­zo de una ca­rre­ra vin­cu­la­da la ima­gen muy in­ten­sa que al­ter­nó des­fi­les y pu­bli­ci­da­des, con la te­le­vi­sión y has­ta la pre­sen­ta­ción de Al Pa­cino en el Tea­tro Co­lón.

Pe­ro tam­bién hay otros que de­ci­den in­gre­sar por ini­cia­ti­va pro­pia o man­da­to fa­mi­liar, co­mo pro­yec­ción de una ca­rre­ra o com­ple­men­ta­ción de otra, un ca­mino más lar­go que el que pro­po­ne eso que lla­man fa­ma. Pa­ra to­dos ellos, la ofer­ta de po­si­bi­li­da­des for­ma­ti­vas es tan am­plia co­mo des­pa­re­ja, a lo lar­go y an­cho del país y va de es­cue­las in­for­ma­les -sin nin­gún exa­men de in­gre­so o fil­tro- a una ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria, que tam­po­co re­quie­re más que pa­gar una ma­trí­cu­la. Nin­gu­na tie­ne la mi­ra­da ni la in­ter­ven­ción del Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción en la apro­ba­ción de cu­rrí­cu­las y car­ga ho­ra­ria co­mo cual­quier es­ta­ble­ci­mien­to edu­ca­ti­vo o ca­rre­ra ter­cia­ria o uni­ver­si­ta­ria. Ra­quel Sa­tragno apren­dió a “ca­mi­nar” co­mo mo­de­lo a los sie­te años y de­bu­tó en un avi­so a los 15 por su­ge­ren­cia de una her­ma­na. Lue­go ven­dría una ca­rre­ra en el país y el ex­te­rior vas­tí­si­ma que en los úl­ti- mos 30 años (ya su­peró los 60 de edad) su­mó la en­se­ñan­za de es­te me­tier, un ru­bro que se­gún di­ce tu­vo un au­ge al prin­ci­pio de 2000 y tam­bién os­ten­ta mu­chos im­pro­vi­sa­dos, de­nun­cia. “Acá lo im­por­tan­te es que quie­nes dic­tan las cla­ses ten­gan ex­pe­rien­cia o sean dis­cí­pu­los de al­guien re­co­no­ci­do. En mi ca­so es­toy en to­do”, opi­na. Y no mien­te. Es po­si­ble que sor­pren­da aten­dien­do ella mis­ma el te­lé­fono de la es­cue­la en la que tra­ba­ja con ape­nas dos ex alum­nas co­mo asis­ten­tes por­que ella dic­ta o es­tá en to­das las cla­ses.

So­bre el quién pue­de modelar, Sa­tragno con­si­de­ra que no es cues­tión de con­si­de­rar­se lin­do pa­ra su­bir­se a una pa­sa­re­la o pa­rar­se fren­te a una cá­ma­ra. “Hoy en día la pu­bli­ci­dad es tes­ti­mo­nial por lo que hay bús­que­das de per­so­na­jes que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.