HÁ­GA­SE LA LUZ

La Voz del Interior - Rumbos - - Gustos Jardín — Por Guillermo Grimoldi -

La plan­tas que usa­mos pa­ra sa­bo­ri­zar nues­tras co­mi­das pru­du­cen sus acei­tes esen­cia­les en al­ta con­cen­tra­ción so­lo si es­tán ex­pues­tas al sol. En es­te ca­so, el aro­ma es li­be­ra­do por las ho­jas, for­man­do una nu­be que pue­de fil­trar los ra­yos so­la­res. De es­ta for­ma, es­tos no im­pac­tan di­rec­ta­men­te, que­man­do la plan­ta. Por eso, cuan­to más sol re­ci­ba, más con­cen­tra­dos se­rán los acei­tes y, por en­de, su sa­bor u olor. Bus­cá una ubi­ca­ción con mu­cha luz, que re­ci­ba al me­nos 4 o 6 ho­ras de sol al día, co­mo el alféizar de una ven­ta­na. Si las cul­ti­vás en in­te­rior, que sea un si­tio muy lu­mi­no­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.