¡Ojo con los pla­gui­ci­das!

La Voz del Interior - Rumbos - - Gustos -

Úl­ti­ma­men­te re­ci­bo con­sul­tas so­bre pro­duc­tos fi­to­sa­ni­ta­rios uti­li­za­dos mu­chas ve­ces in­dis­cri­mi­na­da­men­te con po­co co­no­ci­mien­to. No pue­den ser usa­dos sin la ayu­da de un ase­sor fi­to­sa­ni­ta­rio que re­ce­te la do­sis y la fre­cuen­cia co­rrec­ta. Son es­pe­cí­fi­cos pa­ra ca­da afec­ción, ya que el que con­tro­la áca­ros no es efi­caz con mo­lus­cos u hon­gos, y vi­ce­ver­sa. Hay que des­te­rrar la teo­ría de fu­mi­gar “por­que sí”, lo úni­co que se lo­gra con es­to es con­ta­mi­nar el am­bien­te sin con­tro­lar las pla­gas. An­te la du­da, re­co­mien­do no usar­los y re­cu­rrir a un es­pe­cia­lis­ta, co­mo un in­ge­nie­ro agró­no­mo (pro­fe­sio­na­les ca­pa­ci­ta­dos al res­pec­to). No ha­ce fal­ta que pa­gue una con­sul­ta, sim­ple­men­te di­rí­ja­se a la agencia de INTA más cer­ca­na a su do­mi­ci­lio o a la Se­cre­ta­ria de Agri­cul­tu­ra de su re­gión. Todos ne­ce­si­ta­mos un am­bien­te sano, y el fu­tu­ro, tam­bién.

Hay que des­te­rrar la teo­ría de fu­mi­gar “por­que sí”: lo úni­co que se lo­gra con es­to es con­ta­mi­nar el am­bien­te sin con­tro­lar las pla­gas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.