4 DIS-FRAZA-TE

La Voz del Interior - Rumbos - - Celebración -

Oji­to, eh, que la ro­pa no es un de­ta­lle me­nor. Pla­ni­fi­car un dress co­de pa­ra tu fies­ta es un di­ver­ti­do desafío pa­ra plan­tear en­tre los in­vi­ta­dos. El dress co­de no es otra co­sa que un có­di­go de ves­ti­men­ta, una cos­tum­bre fre­cuen­te en mu­chas fies­tas gran­des: po­dés pe­dir, por ejem­plo, que todos los in­vi­ta­dos lle­guen con som­bre­ro, o que lle­ven una pren­da na­ran­ja. Aun­que al­gu­nos se re­sis­tan al prin­ci­pio, dis­fra­zar­se es un go­la­zo: la idea es que ca­da uno lle­ve co­ti­llón, más­ca­ras y ro­pa pa­ra dis­fra­zar­se. Después hay que po­ner to­do en un gran baúl, que se mez­clen las pren­das y los ac­ce­so­rios, y que a mi­tad de la no­che ca­da uno sa­que al­go al azar. Los bai­les de más­ca­ras son una tra­di­ción que na­ció en los car­na­va­les del si­glo XV y lue­go se ex­pan­dió por Eu­ro­pa y el res­to del mun­do. Los dis­fra­ces y las más­ca­ras son una ma­ne­ra de con­fun­dir las iden­ti­da­des de los in­vi­ta­dos y ani­mar­los a dar un pa­so más allá, sin te­mor al ri­dícu­lo ni al qué di­rán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.