Ro­ber­to Ca­nes­sa “Ca­da per­so­na tie­ne su pro­pia cor­di­lle­ra”

En oc­tu­bre de 1972, un avión des­apa­re­ció en los An­des. A bor­do iba un equi­po de rugby uru­gua­yo rum­bo a Chi­le. Se­ten­ta y dos días des­pués, dos so­bre­vi­vien­tes lo­gra­ron es­ca­par a pie de las he­la­das fau­ces de las mon­ta­ñas pa­ra con­tar una his­to­ria in­creí­ble de

La Voz del Interior - Rumbos - - Entrevista - TEX­TO VIC­TOR T. LAURENCENA FO­TO MA­RIA EU­GE­NIA CERUTTI

Uno se ima­gi­na al in­fierno co­mo un lu­gar don­de el in­ten­so calor ha­ce ar­der la piel, una cue­va os­cu­ra en el cen­tro de la Tie­rra don­de re­tum­ban los la­men­tos de to­dos los con­de­na­dos. Pe­ro Ro­ber­to Ca­nes­sa sa­be que no es así, que en el in­fierno so­lo se oye el vien­to he­la­do. Sa­be, por­que es­tu­vo ahí a sus 19 años, que se tra­ta de un lu­gar al ai­re li­bre y muy cer­ca de las nu­bes, don­de el sol que­ma los ojos pe­ro no ca­lien­ta el cuer­po y que allí la muer­te se pa­ga a cuen­ta go­tas.

Su his­to­ria no me­re­ce pre­sen­ta­ción. Si ya ha­bías na­ci­do en 1972, se­gu­ro re­cor­da­rás ese “mi­la­gro de Na­vi­dad”, ese 21 de di­ciem­bre cuan­do Ro­ber­to Ca­nes­sa y Fer­nan­do Pa­rra­do, dos jó­ve­nes uru­gua­yos, apa­re­cie­ron en Chi­le, lue­go de es­ca­lar la cor­di­lle­ra de los An­des du­ran­te 10 días, pa­ra sal­var­se y sal­var a sus 14 ami­gos des­pués de ha­ber es­ta­do dos me­ses en los res­tos de un avión des­tro­za­do co­mien­do lo úni­co que se po­día co­mer: los cuer­pos de sus com­pa­ñe­ros muer­tos.

Pa­sa­ron 34 años de ese día y hoy en­tre­vis­to a Ro­ber­to en un ho­tel cén­tri­co de la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res. Es­tá pre­sen­tan­do Te­nía que so­bre­vi­vir (Pla­ne­ta), un li­bro que co­nec­ta los An­des con el re­co­no­ci­do car­dió­lo­go in­fan­til que es hoy. ¿Có­mo es­tá vi­vien­do es­tos días? Es un mo­men­to de ale­gría por la ta­rea ter­mi­na­da. Y te­ne­mos mu­cha cu­rio­si­dad de sa­ber có­mo lo va re­ci­bir la gen­te. Ha­ce mu­chos años que >>>>

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.