Un té pa­ra el al­ma

“Arra­yán” es un clá­si­co de San Mar­tín de los Andes. Una ca­sa de té lle­na de his­to­rias y con unas vis­tas in­creí­bles.

La Voz del Interior - Rumbos - - Gustos Escapadas -

Fue en 1936, y con so­lo 26 años, cuan­do la in­gle­sa Re­née Dic­kin­son que­dó per­di­da­men­te enamo­ra­da de San Mar­tín de los Andes y de una pla­ni­cie en la mon­ta­ña des­de la que po­día te­ner in­creí­bles vis­tas del la­go La­car y de la cor­di­lle­ra de los Andes. Mo­de­lo de la tien­da Ha­rrods, su vi­da cam­bió por com­ple­to cuan­do co­no­ció es­te lu­gar. Par­ques Na­cio­na­les, que por aque­llos años co­men­za­ba a for­mar­se, le pro­pu­so ha­cer­se car­go de ese te­rreno, y len­ta­men­te el lu­gar se trans­for­mó en una má­gi­ca ca­sa de té de ai­res bri­tish y ca­rác­ter pa­ta­gó­ni­co y en una de las pri­me­ras hos­te­rías de tron­cos a la que lle­ga­ban tu­ris­tas. En 1939 se bau­ti­zó al lu­gar co­mo “Arra­yán” que en len­gua ma­pu­che sig­ni­fi­ca “lu­gar adon­de caen los úl­ti­mos ra­yos de sol”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.