Sus­pi­ro de li­me­ña

La Voz del Interior - Rumbos - - Gustos -

Pre­pa­ra­ción

Co­lo­car en una olla la me­di­da de le­che con­den­sa­da, la me­di­da de le­che, la ra­ma de ca­ne­la, el anís, los cla­vos de olor y la esen­cia de vai­ni­lla; lle­var a fue­go sua­ve y co­ci­nar has­ta que re­duz­ca 1/3 la pre­pa­ra­ción, sin de­jar de re­mo­ver. Ba­tir las ye­mas y agre­gar, con un cu­cha­rón, par­te de la le­che re­du­ci­da; mez­clar y ver­ter las ye­mas den­tro de la olla. Con­ti­nuar co­ci­nan­do mien­tras se re­vuel­ve du­ran­te 5 a 7 mi­nu­tos más. De­be­mos lo­grar una pre­pa­ra­ción con cuer­po. Pa­sar por co­la­dor con­ven­cio­nal o chino. Ver­ter la pre­pa­ra­ción en co­po­nes o bo­les in­di­vi­dua­les y de­jar en­friar. Apar­te, co­lo­car en una ca­ce­ro­li­ta el azú­car, cu­brir con el opor­to y lle­var a fue­go has­ta for­mar un al­mí­bar. Ba­tir las cla­ras a pun­to nie­ve y aña­dir el al­mí­bar en for­ma de hi­lo –sin de­jar de ba­tir– has­ta for­mar un me­ren­gue. Co­lo­car de ma­ne­ra de­co­ra­ti­va en las co­pas y lle­var a la he­la­de­ra nue­va­men­te.

Nota: es­ta tra­di­cio­nal re­ce­ta pe­rua­na, co­no­ci­da a tra­vés del tiem­po co­mo Man­jar real de Pe­rú, es de una sua­vi­dad tal, que pro­vo­ca sus­pi­ros en aque­llos que la prue­ban. Fue por eso que el es­cri­tor y poe­ta Jo­sé Gálvez com­pa­ró a es­te pos­tre, en su poe­sía, con la sua­vi­dad de la mu­jer; de allí su nom­bre, Sus­pi­ro de

li­me­ña. Era su es­po­sa quien lo pre­pa­ra­ba, di­cen, me­jor que na­die.

STOCK FOOD

¡Un pos­tre muy sua­ve y ten­ta­dor!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.