LA LI­BER­TAD MON­TA EN UN CA­BA­LLO

La poe­sía de la vi­da gau­ches­ca, des­de la mi­ra­da de Al­do Ses­sa, uno de los gran­des fo­tó­gra­fos de nues­tro país. En los co­mien­zos del si­glo XXI, en la era de los GPS y los feed lots, los mí­ti­cos ji­ne­tes ar­gen­ti­nos in­ten­tan es­ca­par­le al ol­vi­do.

La Voz del Interior - Rumbos - - ENTREVISTA -

E“El gau­cho tie­ne só­li­dos prin­ci­pios. Con­fía en la pa­la­bra da­da y es fiel a la amis­tad. Nun­ca es de­ser­tor de su con­di­ción. Es aus­te­ro. Cul­ti­va sin alar­des el pa­trio­tis­mo”, de­cía Juan Jo­sé Güi­ral­des, pio­ne­ro de la avia­ción, so­brino del au­tor de Don Se­gun­do Som­bra y pre­si­den­te –du­ran­te 18 años– de la Con­fe­de­ra­ción Gaucha Ar­gen­ti­na. Tal co­mo se­ña­la­ron los Güi­ral­des y tan­tos otros, el al­ma gaucha se nu­tre de va­lo­res y tra­di­cio­nes ín­ti­ma­men­te aso­cia­das al “ser” ar­gen­tino y cons­ti­tu­ye uno de los pi­la­res de la cons­truc­ción sim­bó­li­ca de nues­tra iden­ti­dad.

Li­ber­tad, amor a la tie­rra, no­ble­za, or­gu­llo... A lo lar­go de nues­tra his­to­ria el gau­cho sim­bo­li­zó lo que, co­mo ha­bi­tan­tes de es­tas la­ti­tu­des, que­ría­mos ver de no­so­tros mis­mos. Guar­dia­nes de vie­jas tra­di­cio­nes acu­ña­das en tiem­pos más hos­ti­les pe­ro más no­bles y sim­ples, los gau­chos se en­cuen­tran hoy in­ter­pe­la­dos por los avan­ces de la tec­no­lo­gía y de una era que mi­ra afie­bra­da­men­te ha­cia el fu­tu­ro y ca­da vez me­nos ha­cia el pa­sa­do.

Ha­ce un par de años, el pres­ti­gio­so fo­tó­gra­fo y do­cu­men­ta­lis­ta in­glés Jimmy Nel­son pro­vo­có una po­lé­mi­ca al in­cluir a los gau­chos ar­gen­ti­nos en un am­bi­cio­so reportaje so­bre cul­tu­ras en ex­tin­ción de to­do el mun­do. En el ca­so de nues­tros ji­ne­tes, la au­to­ma­ti­za­ción de los pro­ce­sos agro­pe­cua­rios, la apa­ri­ción de tec­no­lo­gías co­mo el

>>>> GPS y la ma­si­fi­ca­ción del sis­te­ma feed lot pa­ra la ali­men­ta­ción del ga­na­do han ido po­nien­do en cues­tión su tra­di­cio­nal re­le­van­cia en las ta­reas de cam­po. En los cam­bian­tes co­mien­zos del si­glo XXI, los gau­chos ar­gen­ti­nos es­tán re­de­fi­nien­do su lu­gar, bus­can­do per­pe­tuar una cul­tu­ra que –pa­ra­dó­ji­ca­men­te– tie­ne más vi­gen­cia que nun­ca y enamo­ra a mu­chí­si­mos jó­ve­nes de to­do el país, tan­to de las áreas ru­ra­les co­mo de las ur­ba­nas.

El ojo de Al­do Ses­sa

En es­ta épo­ca tan par­ti­cu­lar pa­ra la iden­ti­dad gaucha, Al­do Ses­sa (uno de los más re­co­no­ci­dos fo­tó­gra­fos ar­gen­ti­nos) se lan­zó a cap­tu­rar ins­tan­tes que re­fle­jan la ac­tua­li­dad de gau­chos de to­do el país. Cá­ma­ra en mano, re­co­rrió du­ran­te va­rios años dis­tin­tas pro­vin­cias del país, to­mó más de 50.000 imá­ge­nes de gau­chos en su ám­bi­to co­ti­diano. De esa odi­sea, Ses­sa sin­te­ti­zó un con­jun­to de 49 imá­ge­nes en blan­co y ne­gro que po­ne de re­lie­ve sus cos­tum­bres, ta­reas y des­tre­zas, des­de Tie­rra del Fue­go a los con­fi­nes del No­roes­te y los hu­me­da­les del Li­to­ral, pa­san­do

LA CUL­TU­RA GAU­CHES­CA SI­GUE VI­GEN­TE Y ENAMO­RA A JÓ­VE­NES DE TO­DO EL PAÍS.

por la icó­ni­ca lla­nu­ra pam­pea­na. Un con­jun­to que aca­ba de pro­ta­go­ni­zar una mues­tra en el por­te­ño Cen­tro Cul­tu­ral Kirch­ner y que se pue­de dis­fru­tar por com­ple­to en la web: www.al­do­ses­sa.com.ar. En es­tas pá­gi­nas he­mos se­lec­cio­na­do un pe­que­ño pu­ña­do de esas imá­ge­nes, que da cuen­ta de la sen­si­bi­li­dad de Ses­sa pa­ra atra­par ese al­ma gaucha y, por so­bre to­do, su re­la­ción con los ma­ra­vi­llo­sos es­ce­na­rios na­tu­ra­les de la Ar­gen­ti­na.

Al­do Ses­sa (1939) cre­ció en un ho­gar li­ga­do a la fo­to­gra­fía. Des­pués de 50 años re­gis­tran­do los pai­sa­jes y la gen­te de nues­tro país, lle­va rea­li­za­das más de 200 ex­po­si­cio­nes de fo­to­gra­fía en la Ar­gen­ti­na y en el ex­te­rior. Ade­más, reali­zó 50 li­bros con per­so­na­li­da­des li­te­ra­rias co­mo Jorge Luis Bor­ges, Ma­nuel Mujica Lái­nez, Sil­vi­na Ocam­po y Ray Brad­bury.•

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.