DE­LI­RIOS ANI­MA­DOS

Se lla­ma Rick y Morty y es el úl­ti­mo fe­nó­meno mun­dial de la ani­ma­ción. Un “di­bu­ji­to” in­co­rrec­tí­si­mo, de­li­ran­te y ge­nial que tus hi­jos nun­ca ja­más de­be­rían ver.

La Voz del Interior - Rumbos - - Intro - POR LAU­RA PIASEK

Rick y Morty es el nom­bre de la se­rie de ani­ma­ción del mo­men­to. Ins­pi­ra­da muy li­bre­men­te en Vol­ver al fu­tu­ro, un cien­tí­fi­co al­cohó­li­co y su nie­to ado­les­cen­te son los pro­ta­go­nis­tas de una his­to­ria su­rrea­lis­ta que se desa­rro­lla en mun­dos pa­ra­le­los y que po­ne en ja­que a la na­rra­ti­va tra­di­cio­nal.

Des­de ha­ce tiem­po que los di­bu­jos ani­ma­dos de­ja­ron de ser pa­tri­mo­nio ex­clu­si­vo de los m.s jó­ve­nes. En es­te sen­ti­do es que Adult Swim, la par­te de Car­toon Net­work a car­go de la ani­ma­ción pa­ra adul­tos, ha­ce ya al­gu­nos años pu­so el ojo en un cor­to de Jus­tin Roi­land y Dan Har­mon (crea­dor de Com­mu­nity) que con­te­nía el ger­men de lo que m.s tar­de se con­ver­ti­ría en Rick y Morty, la se­rie de cul­to ins­pi­ra­da en Vol­ver al fu­tu­ro que des­de su es­treno en 2013 no tar­dó en co­se­char un im­por­tan­te fan­dom en los Es­ta­dos Uni­dos.

A fi­nes del año pa­sa­do, las pri­me­ras dos tem­po­ra­das de es­ta apues­ta de­li­ran­te des­em­bar­ca­rían tam­bién en La­ti­noa­mé­ri­ca de la mano de Net­flix y cons­ta­ta­rían una aco­gi­da si­mi­lar. La his­to­ria de la sit­com en cues­tión si­gue de cer­ca las aven­tu­ras de Rick S.nchez, un cien­tí­fi­co al­cohó­li­co y nihi­lis­ta, que tras dos dé­ca­das de au­sen­cia re­apa­re­ce en la vi­da de su hi­ja y se ins­ta­la a vi­vir en la ca­sa que és­ta com­par­te con su es­po­so y sus hi­jos, Sum­mer y Morty. Con es­te úl­ti­mo, un ado­les­cen­te per­di­do y hormonal, el pro­ta­go­nis­ta em­pren­der. di­fe­ren­tes tra­ve­sías en mun­dos pa­ra­le­los con el ob­je­ti­vo de sal­var el mun­do. Adem.s de es­tas mi­sio­nes dis­pa­ra­ta­das pla­ga­das de cria­tu­ras fant.sti­cas y mu­chas ve­ces na­rra­das de ma­ne­ra po­co con­ven­cio­nal, to­dos los epi­so­dios de­di­can una bue­na par­te a es­bo­zar una crí­ti­ca ar­dien­te a la fa­mi­lia tí­pi­ca ame­ri­ca­na. La com­ple­ji­dad de las re­la­cio­nes hu­ma­nas y el de­rrum­be de las ins­ti­tu­cio­nes son tan so­lo al­gu­nos de los te­mas que la se­rie po­ne en el ta­pe­te gra­cias al hu­mor ne­gro y una bue­na can­ti­dad de re­cur­sos su­rrea­lis­tas. Con un guión só­li­do y una re­fe­ren­cia­li­dad des­bor­dan­te, en Rick y Morty la cien­cia fic­ción, la co­me­dia y la fi­lo­so­fía con­vi­ven en to­tal ar­mo­nía y de­mues­tran que la ani­ma­ción ya tie­ne un pú­bli­co cau­ti­vo. Reír, pe­ro tam­bién re­pen­sar la exis­ten­cia. •

Una fa­mi­lia muy nor­mal: Los pro­ta­go­nis­tas de la se­rie son un abue­lo cien­tíí­fi­co y su po­bre nie­to, que lo acom­pa­ña en sus lo­cu­ras es­pa­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.