LOS LEC­TO­RES CON­SUL­TAN

La Voz del Interior - Rumbos - - Gustos -

Va­len­ti­na, de Men­do­za Ca­pi­tal, me cuen­ta que es­te año hi­zo sa­car las bal­do­sas de su pa­tio y plan­tó cés­ped. Con el tiem­po, el pas­to se fue se­can­do y pre­sen­tan­do man­chas cir­cu­la­res. Con­sul­ta si pue­de ha­ber­lo afec­ta­do la ori­na de sus pe­rri­tas. Va­len­ti­na, su apre­cia­ción es co­rrec­ta; las sa­les de la ori­na ani­mal ge­ne­ran una so­bre­do­sis de fer­ti­li­zan­te or­gá­ni­co que, de no la­var­se in­me­dia­ta­men­te con agua, que­ma el cés­ped. Es­to po­dría evi­tar­se co­lo­can­do un are­ne­ro de 1 me­tro cua­dra­do en una es­qui­na del pa­tio en el que sus pe­rri­tas pue­dan rea­li­zar sus ne­ce­si­da­des. Ra­quel Ba­sual­do, de Cór­do­ba Ca­pi­tal, tie­ne un lau­rel con mu­cha co­chi­ni­lla. Pide con­se­jos pa­ra cu­rar­lo, ya que al ser una plan­ta co­mes­ti­ble, no pue­de usar in­sec­ti­ci­das. Ra­quel, la co­chi­ni­lla es lle­va­da a las ho­jas del lau­rel por la hor­mi­ga ne­gra, que vive de sus exu­da­dos me­lo­sos. Us­ted de­be evi­tar que es­te in­sec­to suba a la plan­ta rea­li­zan­do en la cir­cun­fe­ren­cia del tron­co un co­llar con re­si­na de pino (se ven­de en los vi­ve­ros); las hor­mi­gas no po­drán atra­ve­sar esa ba­rre­ra pe­ga­jo­sa. Y pa­ra eli­mi­nar las co­chi­ni­llas de las ho­jas, bas­ta­rá con ro­ciar­las en cua­tro opor­tu­ni­da­des –con un in­ter­va­lo de sie­te días en­tre ca­da apli­ca­ción– con un pre­pa­ra­do con­sis­ten­te en 3 cu­cha­ra­das so­pe­ras de ra­lla­du­ra de ja­bón blan­co di­suel­tas en 2 lt. de agua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.