Chi­na apa­re­ce dis­pues­ta a rom­per to­dos los mol­des

La Voz del Interior - - Primer Plano - Javier Flo­res jflo­res@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

En un país co­mo Chi­na, pri­me­ra po­ten­cia eco­nó­mi­ca mun­dial con 1.300 millones de ha­bi­tan­tes, que el fút­bol –co­mo fe­nó­meno de­por­ti­vo, so­cial, po­lí­ti­co y fi­nan­cie­ro– ha­ya de­mo­ra­do tan­tos años en ser in­clui­do en una po­lí­ti­ca de Es­ta­do, co­mo su­ce­de en la ac­tua­li­dad, no deja de lla­mar la aten­ción.

Tar­de, pe­ro to­da­vía a tiem­po, el Gobierno co­mu­nis­ta chino de­ci­dió sa­lir a la can­cha el año pa­sa­do e in­vo­lu­crar­se en el de­por­te que más millones mue­ve en el mun­do –unos 200 mil millones de euros– y com­pe­tir “pa­lo a pa­lo”, con su po­de­río eco­nó­mi­co, con el con­so­li­da­do mer­ca­do eu­ro­peo.

En fe­bre­ro apro­bó un plan de re­for­ma in­te­gral de su fút­bol, con­vir­tió en obli­ga­to­ria su prác­ti­ca en las es­cue­las na­cio­na­les y pri­va­ti­zó la li­ga pro­fe­sio­nal de ese país, la Sú­per Li­ga, que in­vier­te for­tu­nas pa­ra ten­tar a los ju­ga­do­res más im­por­tan­tes del mun­do.

Sus 16 clu­bes per­te­ne­cen a enor­mes hol­dings es­ta­ta­les y, de ellos, el que más re­per­cu­sión tie­ne hoy es el Shang­hai Shen­hua, que fi­chó a Carlos Te­vez y lo con­ver­ti­rá en el fut­bo­lis­ta me­jor pa­go del pla­ne­ta. “El Apa­che” ga­na­rá 40 millones de dó­la­res (38,3 millones de euros) por ca­da uno de los dos años de su con­tra­to con ese club, que fue fun­da­do en 1993 co­mo pro­fe­sio­nal y cu­yo ac­cio­nis­ta ma­yo­ri­ta­rio es el Green­land Group, que asu­mió ofi­cial­men­te su ad­mi­nis­tra­ción el 31 de enero de 2014.

Con ejem­plos co­mo el de Te­vez, el pre­si­den­te chino, Xi Jin­ping, un fa­ná­ti­co del fút­bol dis­pues­to a ino­cu­lar en la mi­le­na­ria cul­tu­ra chi­na un de­por­te ajeno a sus raí­ces, lan­zó un pro­gra­ma a lar­go pla­zo de desa­rro­llo de es­te de­por­te, que apun­ta a con­se­guir sus lo­gros más im­por­tan­tes en 2050.

El plan pre­vé tres fa­ses pa­ra que al pro­me­diar el si­glo Chi­na ocu­pe el lu­gar que os­ten­tan paí­ses con­so­li­da­dos co­mo Bra­sil, Ale­ma­nia, Es­pa­ña, Ita­lia o In­gla­te­rra.

La pri­me­ra, en desa­rro­llo, es la crea­ción de 20 mil es­cue­las de fút­bol pa­ra que más de 30 millones de es­tu­dian­tes pri­ma­rios y se­cun­da­rios apren­dan a ju­gar­lo. Clu­bes co­mo el Bar­ce­lo­na o el Real Ma­drid ya ins­ta­la­ron es­cue­las en las ciu­da­des más po­pu­lo­sas.

Con me­nos pre­ten­sio­nes, el cor­do­bés Ati­lio Oyola, aquel de­lan­te­ro del gran equi­po de Ra­cing de Nue­va Ita­lia de los ’80, se fue a Chi­na ha­ce ca­si dos años a pro­bar suer­te jun­to a su hi­jo Nahuel, tam­bién ex­fut­bo­lis­ta co­mo él. “En­se­ña­mos fút­bol fe­me­nino en la es­cue­la de de­por­tes de Wei­nan y es­toy a car­go del se­lec­cio­na­do de la ciu­dad, ubi­ca­da en la pro­vin­cia de Shaan­xi. Tam­bién en­se­ña­mos en tres es­cue­las pri­ma­rias. Las chi­cas lle­gan sin sa­ber na­da de fút­bol. Les en­se­ña­mos des­de lo bá­si­co. Tie­nen ga­nas de apren­der y eso fa­ci­li­ta to­do, por­que el idio­ma es una tra­ba”, co­men­tó Oyola.

La se­gun­da eta­pa, de 2021 a 2030, apun­ta a que el fút­bol fe­me­nino chino re­cu­pe­re el lu­gar de li­de­raz­go que os­ten­tó en los ’90. Y la ter­ce­ra, de 2030 a 2050, se orien­ta a con­cre­cio­nes, co­mo or­ga­ni­zar una Co­pa del Mun­do. La in­ten­ción es que Chi­na sea ele­gi­da pa­ra or­ga­ni­zar el Mun­dial de 2030.

Así, Es­ta­do, clu­bes, de­por­te, edu­ca­ción y ca­pi­tal se con­ju­gan en un ne­go­cio mul­ti­mi­llo­na­rio en el cual las ci­fras que hoy se ma­ne­jan ma­ña­na pue­den re­sul­tar mi­ga­jas. Así Chi­na va por to­do y apun­ta a cum­plir sue­ños que hoy pa­re­cen im­po­si­bles, co­mo “im­por­tar” a Lio­nel Mes­si y que se con­vier­ta en el “Pe­lé” de fi­nes de los ’70. El crack bra­si­le­ño, en el oca­so de su ca­rre­ra, se in­cor­po­ró al Cos­mos de Es­ta­dos Uni­dos y co­la­bo­ró pa­ra la di­fu­sión y pa­ra la pro­mo­ción en ese país del fút­bol, un de­por­te que por en­ton­ces era tan ajeno en Es­ta­dos Uni­dos co­mo lo es hoy en Chi­na.

¿El nue­vo Pe­lé?

Mun­do D ha­bló el miér­co­les con el ex­fut­bo­lis­ta uru­gua­yo Gus­ta­vo Po­yet, téc­ni­co del Shang­hai Shen­hua, ho­ras an­tes de la lle­ga­da de Te­vez a Ja­pón, don­de su plan­tel cum­ple la pre­tem­po­ra­da.

Se le pre­gun­tó si el fe­nó­meno se po­día re­pli­car con la lle­ga­da del “Apa­che” y res­pon­dió: “Sí, po­si­ble­men­te, por lo que sig­ni­fi­ca su fi­gu­ra en el fút­bol mun­dial y por la atrac­ción que se­gu­ra­men­te des­per­ta­rá en los chi­nos. Se­rá un gran desafío di­ri­gir­lo. Me ale­gra y me dan mu­chas ga­nas de ha­cer­lo. Es­toy muy en­tu­sias­ma­do. Lo es­toy es­pe­ran­do pa­ra ayu­dar­lo y pa­ra que su adap­ta­ción sea más rá­pi­da. Es una es­tre­lla y ten­dré que tra­tar­lo en for­ma dis­tin­ta”.

Carlos Te­vez. Ha­bía re­gre­sa­do a Bo­ca “pa­ra que­dar­se”, pe­ro los millones chi­nos le hi­cie­ron re­ver su de­ci­sión. Aho­ra, em­bol­sa­rá un cifra si­de­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.