La ab­sur­da muer­te de Mi­queas, a jui­cio

Es el jo­ven de Río Ter­ce­ro que fa­lle­ció tras ser ele­va­do por ca­bles an­te el paso de un óm­ni­bus y de un ca­mión. En la cua­dra don­de ocu­rrió la tra­ge­dia ha­ce 10 me­ses, las mis­mas in­frac­cio­nes aún con­ti­núan.

La Voz del Interior - - Sucesos - Ma­rie­la Mar­tí­nez Co­rres­pon­sa­lía

Aca­si 10 me­ses de la muer­te ab­sur­da de Mi­queas Er­mo­li (20), se co­no­ció que en mar­zo la cau­sa ju­di­cial se ele­va­rá a jui­cio con dos impu­tados.

La ma­ña­na del 31 de mar­zo pa­sa­do, al­re­de­dor de las 10.30, un óm­ni­bus de lar­ga dis­tan­cia de la em­pre­sa Che­va­llier, de dos pi­sos, vol­teó y arras­tró ca­bles de Te­le­com en una es­qui­na y, en la otra, un ca­mión los ten­só jus­to cuan­do Mi­queas los pi­só. Esa fuer­za lo le­van­tó y lo arro­jó de ma­ne­ra brus­ca, a unos cin­co me­tros, en la ve­re­da con­tra­ria.

A raíz del vio­len­to im­pac­to, el jo­ven mu­rió ca­si en el ac­to.

Un par de ve­ci­nos tam­bién re­sul­ta­ron con le­sio­nes le­ves. En otro ex­tre­mo de la cua­dra, los ca­bles al­can­za­ron a una mu­jer y, más le­jos, a otro jo­ven.

To­do ocu­rrió al­re­de­dor de la pla­za ubi­ca­da en Troi­lo y Be­li­sa­rio Roldán, a me­tros de la Ter­mi­nal de Óm­ni­bus de esa ciu­dad.

Aun­que la cau­sa avan­zó con dos impu­tados por el pre­sun­to de­li­to de ho­mi­ci­dio cul­po­so, hoy las mis­mas in­frac­cio­nes que ge­ne­ra­ron aque­lla tra­ge­dia, se­gún en­tien­de la Jus­ti­cia pro­vin­cial, per­sis­ten, de acuer­do con lo que pu­do cons­ta­tar La Voz.

To­do, pe­se a que la Fis­ca­lía sos­tie­ne que se tra­tó de una tra­ge­dia que pu­do ha­ber­se evi­ta­do.

Mi­nu­tos an­tes de las 11 de ayer, un óm­ni­bus de trans­por­te de me­dia dis­tan­cia, de la fir­ma In­ter­cór­do­ba, re­co­rrió el mis­mo tra­yec­to que reali­zó aquel día el co­lec­ti­vo Che­va­llier, y que de­ri­vó en el si­nies­tro fa­tal.

Por esas ar­te­rias, an­gos­tas y sin se­má­fo­ros, cer­ca­nas a la Ter­mi­nal, el mu­ni­ci­pio prohí­be el paso de es­tos ro­da­dos de gran por­te, jus­ta­men­te pa­ra evi­tar es­te ti­po de si­nies­tros.

El fis­cal Ale­jan­dro Car­ba­llo im­pu­tó de ho­mi­ci­dio cul­po­so agra­va­do y le­sio­nes cul­po­sas agra­va­das al cho­fer del óm­ni­bus, Cris­tian Bion­di, y al res­pon­sa­ble de man­te­ni­mien­to de Te­le­com, Ma­nuel Irus­ta.

La acu­sa­ción a Irus­ta es­tá re­la­cio­na­da, so­bre to­do, a la al­tu­ra de los ca­bles que ha­brían es­ta­do a al­go me­nos de los 4,5 me­tros exi­gi­dos por dis­tin­tas nor­ma­ti­vas, se­gún cons­ta en el ex­pe­dien­te ju­di­cial.

Una fuen­te alle­ga­da a la Fis­ca­lía con­fió que tras el arri­bo de

(LA VOZ / AR­CHI­VO)

Do­lor. Los pa­dres de Mi­queas ase­gu­ran que fal­tan con­tro­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.