Hu­bo tres ti­ros en el ata­que al ni­ño ba­lea­do

La Fis­ca­lía ase­gu­ra que el agre­sor dis­pa­ró va­rias ve­ces con­tra los chi­cos. La fa­mi­lia del de­te­ni­do de­nun­ció aho­ra a los pa­rien­tes del pe­que­ño he­ri­do.

La Voz del Interior - - Sucesos -

Du­ran­te la tar­de del pa­sa­do lu­nes, Ig­na­cio, un chi­co de só­lo 8 años, re­ci­bió un ba­la­zo mien­tras ju­ga­ba con sus ami­gos en una im­pro­vi­sa­da pla­za de ba­rrio Los Fres­nos, al sud­es­te de la ciu­dad de Cór­do­ba.

Lo que se­ría una pe­lea en­tre dos ni­ños en me­dio de un par­ti­do in­for­mal de fút­bol, pro­vo­có la reac­ción del pa­dre de uno ellos, quien dis­pa­ró con una ca­ra­bi­na a los pe­que­ños e im­pac­tó en el ab­do­men de Ig­na­cio, se­gún la prin­ci­pal hi­pó­te­sis que ma­ne­ja el fis­cal de fe­ria Pe­dro Ca­ba­lle­ro.

Tras la de­ten­ción el miér­co­les del sos­pe­cho­so de rea­li­zar los dis­pa­ros, iden­ti­fi­ca­do co­mo Mar­cos Va­ca­re­llo (34), aho­ra la Fis­ca­lía avan­za en di­lu­ci­dar las cir­cuns­tan­cias exac­tas en la que so­bre­vi­nie­ron los dis­pa­ros.

En ese sen­ti­do, ayer el fis­cal con­fir­mó que no se tra­tó de un so­lo ti­ro. “Con la prue­ba se cons­ta­tó que Va­ca­re­llo no só­lo le ti­ró e im­pac­tó a Ig­na­cio, sino tam­bién a su pri­mo”, di­jo.

An­te es­to, se de­ci­dió am­pliar su impu­tación.

“En to­tal hu­bo tres ti­ros en con­tra de los chi­cos, dos erra­dos y el otro que pro­vo­có que el pe­que­ño ter­mi­na­ra hos­pi­ta­li­za­do”, agre­gó el fis­cal.

Pe­ro es­ta no es la úni­ca no­ve­dad que sur­gió en la cau­sa en las úl­ti­mas ho­ras.

Aho­ra los fa­mi­lia­res del de­te­ni­do de­nun­cian que fue­ron ata­ca­dos en las úl­ti­mas ho­ras por alle­ga­dos al pe­que­ño ba­lea­do.

Se­gún ex­pli­có el fis­cal, “la otra no­ve­dad de la cau­sa es que la fa­mi­lia de Va­ca­re­llo se­ña­ló que pa­rien­tes del jo­ven he­ri­do en­tra­ron a su ho­gar, los ame­na­za­ron y les ro­ba­ron dis­tin­tos ob­je­tos”.

Es­te epi­so­dio, que tam­bién se in­ves­ti­ga, ha­bría ocu­rri­do el miér­co­les.

Va­ca­re­llo fue tras­la­da­do a la cár­cel de Bou­wer, mien­tras la Fis­ca­lía con­ti­núa con la in­ves­ti­ga­ción, to­man­do tes­ti­mo­nios y au­men­tan­do la prue­ba, que por el mo­men­to si­gue sin con­tar con el ar­ma con la que se ha­brían efec­tua­do los dis­pa­ros.

“No se en­con­tró el ar­ma, pe­ro te­ne­mos ma­te­rial su­fi­cien­te pa­ra la de­ten­ción”, acla­ró el fis­cal.

Tam­bién se con­fir­mó que Va­ca­re­llo no cuen­ta con an­te­ce­den­tes pe­na­les. “Por el mo­men­to, la úni­ca hi­pó­te­sis si­gue sien­do una reac­ción iras­ci­ble de un pa­dre a una sim­ple pe­lea de ni­ños”, in­di­ca­ron des­de la Fis­ca­lía.

Pe­se a que el pro­yec­til ca­li­bre 22 lo atra­ve­só en­tre el ab­do­men y la es­pal­da, Ig­na­cio no su­frió he­ri­das gra­ves, por lo que en las pró­xi­mas ho­ras po­dría ser da­do de al­ta en el Hos­pi­tal de Ni­ños.

Es­tá in­ter­na­do en una sa­la co­mún con an­ti­bió­ti­cos pa­ra pre­ve­nir in­fec­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.