Exi­gen que suban las pe­nas por mal­tra­to ani­mal

La muer­te del pe­rro Cho­co­la­te en­fu­re­ció a gran par­te de la so­cie­dad y abrió ca­mino pa­ra que se exi­gie­ra la mo­di­fi­ca­ción de la ley 14.346.

La Voz del Interior - - Página Delantera - Ger­mán Pan­dol­fi gpan­dol­fi@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Pro­tec­cio­nis­tas y abo­ga­dos so­li­ci­tan mul­tas al­tas y pri­sión de cua­tro años pa­ra mal­tra­ta­do­res.

El ca­so de Cho­co­la­te –el pe­rri­to des­pe­lle­ja­do vi­vo en San Fran­cis­co el 2 de enero que ter­mi­nó mu­rien­do el mar­tes– fue la go­ta que re­ba­só el va­so pa­ra quie­nes lu­chan por los de­re­chos de los ani­ma­les. Ge­ne­ró mar­chas ve­ci­na­les pa­ra exi­gir jus­ti­cia por ca­sos de mal­tra­to (ayer en Cór­do­ba y Cos­quín, el 10 en San Fran­cis­co) e in­cen­ti­va a abo­ga­dos y pro­tec­cio­nis­tas a so­li­ci­tar una mo­di­fi­ca­ción de la ley 14.346 y un en­du­re­ci­mien­to de las pe­nas.

Abo­ga­dos ex­per­tos en De­re­cho Ani­mal y pro­tec­cio­nis­tas plan­tean que la ley (de 1954) es ob­so­le­ta por­que só­lo se re­fie­re a ac­tos de mal­tra­to y cruel­dad, cuan­do hoy exis­ten otros te­mas que de­be­rían nor­mar­se. En­tre los dé­fi­cits, in­di­can: no ha­ce pu­ni­ble el aban­dono, no alu­de a la si­tua­ción de los zoo­ló­gi­cos, no cas­ti­ga la te­nen­cia irres­pon­sa­ble y no re­gu­la los cria­de­ros clan­des­ti­nos. Y, ade­más, di­cen que de­be­ría in­cluir el con­trol de la fau­na ur­ba­na, pa­ra evi­tar la pro­li­fe­ra­ción de ani­ma­les.

La vie­ja ley es­ti­pu­la pe­nas de 15 días a un año de pri­sión, lo cual es con­si­de­ra­do es­ca­so. Y no son de cum­pli­mien­to efec­ti­vo. “Na­die va pre­so”, ase­gu­ran. “Los jue­ces im­po­nen cas­ti­gos le­ves, ta­reas co­mu­ni­ta­rias”, ob­je­tó la abo­ga­da Hel­ga Gay­sert. Di­cen que es­ta li­vian­dad ha­ce que los ac­tos de mal­tra­to y cruel­dad va­yan en au­men­to.

El pe­di­do uná­ni­me es pa­ra que se im­pon­gan pe­nas de has­ta cua­tro años (al­gu­nos exi­gen seis), equi­pa­ra­das con las fi­ja­das por la re­cien­te ley 27.330 de prohi­bi­ción de ca­rre­ras de pe­rros. “El mal­tra­to ani­mal de­be ser de­li­to no ex­car­ce­la­ble y se ne­ce­si­tan pe­nas de al me­nos cua­tro años”, sos­tie­nen.

Tam­bién pi­den la im­po­si­ción de mul­tas en di­ne­ro ele­va­das, co­mo ocu­rrió con las ca­rre­ras de gal­gos (has­ta 80 mil pe­sos). Y, co­mo ras­go sa­lien­te, que los ani­ma­les sean con­si­de­ra­dos “su­je­tos de de­re­cho no hu­ma­nos”, no co­sas u ob­je­tos co­mo en el pre­sen­te. “Sien­ten, pien­san, tie­nen emo­cio­nes”, di­cen el adies­tra­dor Al­do Cec­chi y la pro­tec­cio­nis­ta Delia Iri­go­yen.

El mal­tra­to ani­mal es un de­li­to san­cio­na­do por el Có­di­go Pe­nal a tra­vés de la ley 14.346. Se­gún cri­mi­nó­lo­gos, tor­tu­rar ani­ma­les es un signo de psi­co­pa­tía y la es­ca­la si­guien­te pue­den ser per­so­nas. “Un mal­tra­ta­dor de ani­ma­les es un po­ten­cial mal­tra­ta­dor de hu­ma­nos”, opi­na Cec­chi.

Pe­di­dos y pro­yec­tos To­dos coin­ci­den en que la ley de­be ac­tua­li­zar­se, con pe­nas más se­ve­ras y mul­tas one­ro­sas.

Hay va­rios pro­yec­tos de re­for­ma de la ley a ni­vel na­cio­nal. Uno lo pre­vén pre­sen­tar en el Con­gre­so de la Na­ción la abo­ga­da Beatriz To­rres y otros ex­po­nen­tes del ac­ti­vis­mo ani­mal. Pro­po­ne ele­var las pe­nas de dos a seis años “pa­ra que ha­ya con­de­nas efec­ti­vas, un cam­bio cul­tu­ral y que no se va­ya de las ma­nos el mal­tra­to ani­mal”, sos­tu­vo. Ade­más, es­pe­ci­fi­ca to­das las fi­gu­ras po­si­bles de mal­tra­to. “La ley ac­tual es va­cía, sin pe­so; la pu­ni­bi­li­dad de 15 días a un año no se pue­de apli­car”, di­jo To­rres.

En­tre otras co­sas, el pro­yec­to su­gie­re ca­pa­ci­tar al Po­der Ju­di­cial pa­ra crear fis­ca­lías con co­no­ci­mien­to del de­re­cho ani­mal, y mul­tas y aper­ci­bi­mien­tos pa­ra co­mer­cios de mas­co­tas y cria­de­ros.

La abo­ga­da Evan­ge­li­na Pé­rez Mer­cau quie­re ele­var un pro­yec­to en la Le­gis­la­tu­ra, y so­li­ci­ta “con­de­nas ejem­pli­fi­ca­do­ras” y más du­re­za en el Có­di­go Pe­nal. “Si hu­bie­ra pe­nas más du­ras, la gen­te se cui­da­ría an­tes de mal­tra­tar ani­ma­les y la Jus­ti­cia tra­ta­ría es­tos ca­sos, co­sa que no ha­ce hoy”, di­jo.

En pla­ta­for­mas de in­ter­net co­mo Jun­te­mo­sFir­mas.org y Chan­ge.org abun­dan pe­di­dos de san­cio­nes más du­ras por mal­tra­to. El 11 de enero, Agos­ti­na Tos­cano pi­dió en Chan­ge.org la crea­ción de un re­gis­tro de mal­tra­ta­do­res de ani­ma­les que re­fuer­ce la 14.346, “pa­ra iden­ti­fi­car­los, vi­si­bi­li­zar el pro­ble­ma, evi­tar epi­so­dios gra­ves y pre­ve­nir la muer­te de víc­ti­mas de vio­len­cia”. Di­ce que el re­gis­tro per­mi­ti­rá que no adop­ten ni­ños y sen­ta­rá un pre­ce­den­te si hay de­nun­cias por vio­len­cia do­més­ti­ca.

Gay­sert des­ta­ca que la 14.346 es “el úni­co re­cur­so le­gal exis­ten­te pa­ra se­cues­trar ani­ma­les” mal­tra­ta­dos. “El pro­ble­ma es que el ar­gen­tino es irres­pon­sa­ble, con­si­de­ra al ani­mal un ser in­fe­rior; am­pliar las pe­nas a cua­tro años es vi­tal pa­ra que el im­pli­ca­do en­tien­da la cri­mi­na­li­dad del ac­to”, in­di­có. En tan­to, Iri­go­yen pi­de “más fuer­za” so­cial pa­ra que es­te año se mo­di­fi­que la ley. “No sir­ve; las pe­nas son irri­so­rias y los cul­pa­bles ja­más van pre­sos”, cri­ti­có.

El abogado Ch­ris­tian Ca­sas Cas­sa­ta­ro ca­li­fi­ca a la ley de “muy bue­na”, pe­ro ha­bría que “am­pliar­la” e in­cluir la prohi­bi­ción de las ca­rre­ras de pe­rros y el aban­dono de ani­ma­les, ade­más de en­du­re­cer las pe­nas por ri­ñas y ac­tos crue­les. Cree que los po­de­res Eje­cu­ti­vo, Le­gis­la­ti­vo y Ju­di­cial “no tie­nen sen­si­bi­li­dad pa­ra ra­cio­na­li­zar la di­men­sión del pro­ble­ma del mal­tra­to” y, por eso, “no re­for­ma­rán la 14.346”, se sin­ce­ró.

Gre­tel Mon­se­rrat, pre­si­den­ta de Fun­da­ción Bio Ani­ma­lis, cree lo con­tra­rio: que la ley se­rá ac­tua­li­za­da por­que es una “ur­gen­cia”. Opi­na que las pe­nas por cruel­dad de­ben ser más ele­va­das que por mal­tra­to. Y di­ce que tam­bién ur­ge mo­di­fi­car el Có­di­go Ci­vil, que con­si­de­ra “co­sa” al ani­mal, cuan­do de­be­ría ser “su­je­to de de­re­cho”.

Van por las ji­ne­tea­das Los de­fen­so­res de ani­ma­les tam­bién exi­gen un pro­yec­to de ley pa­ra prohi­bir las ji­ne­tea­das en el país por­que im­pli­can mal­tra­to.

“El uso de ani­ma­les en es­pec­tácu­los pú­bli­cos es­tá prohi­bi­do, es vio­la­ción a la ley 14.346”, ale­gan.

El ani­mal Es un sEr sEn­si­blE, no una co­sa; DE­bE cam­biar­sE la pa­la­bra ‘mas­co­ta’ por la DE ‘ani­mal DE com­pa­ñía’ En la lEy. Gre­tel Mon­se­rrat, pre­si­den­ta de la Fun­da­ción Bio Ani­ma­lis y abo­ga­da

(FA­CUN­DO LU­QUE)

Ni uno me­nos. Esa fue la con­sig­na de los cen­te­na­res de ve­ci­nos que ayer di­je­ron “bas­ta” al mal­tra­to ani­mal en Pa­tio Ol­mos y pi­die­ron que no se re­pi­tie­ran ca­sos co­mo el de Cho­co­la­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.