Lar­ga vi­da a los gran­des con­flic­tos ur­ba­nos

La Voz del Interior - - Ciudadanos -

cuan­do el exin­ten­den­te Ru­bén Mar­tí lle­gó a im­pe­dir el in­gre­so a la ciu­dad de los ca­mio­nes con ura­nio. Des­de en­ton­ces, la can­ti­dad de anun­cios de re­lo­ca­li­za­ción de esa plan­ta de ura­nio ten­die­ron al in­fi­ni­to. Nin­guno se con­cre­tó.

Ha­ce dos años, lue­go de fra­ca­sar en nu­me­ro­sas ne­go­cia­cio­nes con el go­bierno kirch­ne­ris­ta y de que ex­plo­tó la Quí­mi­ca Ra­po­ni en Al­ta Cór­do­ba, el in­ten­den­te Ramón Mes­tre clau­su­ró Dio­xi­tek “de­fi­ni­ti­va­men­te”. Aho­ra, en bue­na re­la­ción con el go­bierno ma­cris­ta, acep­tó la reaper­tu­ra. La Jus­ti­cia fe­de­ral fa­ci­li­tó el es­ce­na­rio que per­mi­ti­rá re­du­cir los cos­tos po­lí­ti­cos y de­jó es­ta­ble­ci­das las con­di­cio­nes pa­ra el cie­rre de­fi­ni­ti­vo, den­tro de 24 me­ses.

Años atrás, ade­más de las en­ti­da­des am­bien­ta­lis­tas, eran los pro­pios ve­ci­nos de Al­ta Cór­do­ba los más preo­cu­pa­dos por Dio­xi­tek y sus ries­gos po­ten­cia­les. Aho­ra, mu­chos de esos ve­ci­nos agra­de-

(PE­DRO CAS­TI­LLO / ARCHIVO)

La Jus­ti­cia fe­de­ral ha­bi­li­tó la reaper­tu­ra de Dio­xi­tek.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.