El or­gu­llo de te­ner un Du­ra­vit “0 ki­ló­me­tros”

La Voz del Interior - - Ciudadanos - Jlon­de­ro@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Po­cos ju­gue­tes de nues­tra in­fan­cia han al­can­za­do tan­ta fi­de­li­dad con sus mo­de­los imi­ta­ción de la reali­dad co­mo lo hi­cie­ron los au­tos, ca­mio­ne­tas y ca­mio­nes de la mar­ca Du­ra­vit.

Si eras va­rón, te­ner una de esas ré­pli­cas de vehícu­los en es­ca­la era una de las me­jo­res co­sas que te po­dían pa­sar, y más si era una co­pia del au­to de tu pa­pá.

Ser pro­pie­ta­rio de un Du­ra­vit era to­do un pla­cer.

Sus lí­neas eran per­fec­tas, te­nía cu­bier­tas de go­ma, llan­tas y ejes de me­tal y to­dos los de­ta­lles de un ori­gi­nal.

En­ci­ma, cuan­do se gas­ta­ba un po­co, pa­re­cía un au­tén­ti­co au­to de la ca­lle que ha­bía su­fri­do los des­gas­tes na­tu­ra­les. Só­lo la pin­tu­ra me­ta­li­za­da con la que se si­mu­la­ban los cris­ta­les arrui­na­ba la mag­ní­fi­ca imi­ta­ción.

Su va­rie­dad de mo­de­los y co­lo­res con­tri­bu­ye­ron al éxi­to que tu­vo en la dé­ca­da de 1970. De es­te ju­gue­te he vis­to y dis­fru­ta­do, en ca­sa de ve­ci­nos y ami­gos, ca­si to­dos los ro­da­dos que se veían en las ca­lles de en­ton­ces.

Ve­nían Re­no­le­tas, Re­nault 6, 12 y 18; Es­tan­cie­ras y To­ri­nos; Ford Fal­con, Sie­rra y Tau­nus; Fiat 600, 1500, 125 y 128; Peu­geot 404 y 504, Ci­troën 2CV y 3CV; Che­vro­let Sú­per Sport y Chevy, Dod­ge 1500 y Po­la­ra; Ca­mio­nes Mercedes, Sca­nia, Che­vro­let, Ford y Bed­ford; trac­to­res, grúas y aco­pla­dos.

Eran dig­nos has­ta el fi­nal. Al que­brar­se en uno de sus ex­tre­mos o cos­ta­dos de­ja­ban ver su se­cre­to. Es­ta­ban con­fec­cio­na­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.