La tec­no­lo­gía, vuel­ta de tuer­ca en la pe­ri­fe­ria

La Voz del Interior - - Buenos días, Córdoba - Adrián Si­mio­ni Edi­tor ad­jun­to de Po­lí­ti­ca y Ne­go­cios

SI LA TEN­DEN­CIA SE MAN­TU­VIE­RA SIN FIN, EN AL­GÚN MO­MEN­TO EL SEC­TOR CO­MER­CIAL SE EXTINGUIRÍA EN CÓR­DO­BA.

Desa­rro­llar­se y pro­gre­sar en la pe­ri­fe­ria. Ha si­do el desafío de siem­pre pa­ra Cór­do­ba. En los arra­ba­les del país cen­tra­li­za­do, eso es­tá más que cla­ro.

Só­lo un ejem­plo: las es­ta­dís­ti­cas del Ban­co Cen­tral mues­tran des­de siem­pre que en los ban­cos ar­gen­ti­nos hay más de­pó­si­tos rea­li­za­dos en Cór­do­ba que prés­ta­mos des­em­bol­sa­dos aquí. Cór­do­ba es ex­por­ta­do­ra ne­ta de ca­pi­ta­les. Hay más ejem­plos: Cór­do­ba es ex­por­ta­do­ra ne­ta de re­cur­sos fis­ca­les, da­do que pa­ga mu­chos más im­pues­tos na­cio­na­les que el mon­to que la Na­ción ero­ga aquí.

La re­vo­lu­ción tec­no­ló­gi­ca, que se es­tá lle­van­do pues­to nues­tro en­torno tal co­mo lo co­no­cía­mos y lo es­tá re­es­truc­tu­ran­do a un rit­mo que nos im­pi­de com­pren­der­lo, pue­de acen­tuar esa con­di­ción arra­ba­le­ra, pa­ra­dó­ji­ca­men­te ori­lle­ra, de la pro­vin­cia sin mar.

Nues­tro Pri­mer plano de hoy ex­hi­be la ex­plo­sión del co­mer­cio elec­tró­ni­co en­tre los con­su­mi­do­res cor­do­be­ses, que nos pro­por­cio- na ape­nas un ejem­plo de es­te hu­ra­cán. Co­mo con­su­mi­do­res, ca­da vez más cor­do­be­ses van de com­pras sin sa­lir de la ca­sa. Su mer­ca­do es el mun­do. La com­pra es un clic. La mano del ven­de­dor que en­tre­ga el pro­duc­to es el co­rreo, tam­bién re­con­ver­ti­do a re­par­ti­dor de za­pa­ti­llas y de li­cua­do­ras. Es un enor­me be­ne­fi­cio pa­ra el con­su­mi­dor.

Pe­ro, co­mo co­mer­cian­tes, son ca­da vez me­nos, en tér­mi­nos re­la­ti­vos, los cor­do­be­ses que jue­gan.

Efec­to: ca­da vez com­pra­mos más co­sas fue­ra de Cór­do­ba. Si la ten­den­cia con­ti­nua­ra sin fin, en al­gún pun­to el co­mer­cio, en tan­to sec­tor em­pre­sa­rio, se extinguiría.

Pa­ra que esa pro­fe­cía os­cu­ra sea una opor­tu­ni­dad, hay que cam­biar ca­si to­do. Las es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les de ac­ti­vi­dad co­mer­cial, por ejem­plo, si­guen mi­dien­do ven­tas “fí­si­cas”. El Es­ta­do ni si­quie­ra da una pis­ta so­bre có­mo va a ha­cer pa­ra co­brar­le al­gún im­pues­to a ese se­ñor que ofre­ce ca­cho­rros por Fa­ce­book mien­tras si­gue apre­tan­do a la ve­te­ri­na­ria del hi­per­mer­ca­do. No­so­tros mis­mos te­ne­mos que apren­der a ir a ese mer­ca­do no só­lo co­mo con­su­mi­do­res ori­lle­ros, sino co­mo pro­ta­go­nis­tas cen­tra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.