Ar­te y di­se­ño cor­do­be­ses pa­ra re­ga­lar en el Día de la Ma­dre

Dis­cos, li­bros, ar­te, in­du­men­ta­ria, ob­je­tos de di­se­ño. A la ho­ra de ele­gir, hay muy bue­nas op­cio­nes he­chas en Cór­do­ba.

La Voz del Interior - - Página Delantera - Da­niel San­tos dsan­tos@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Las gran­des ca­de­nas po­nen a ejer­ci­tar sus ma­qui­na­rias pu­bli­ci­ta­rias fren­te a ca­da fe­cha es­pe­cial: pa­ra el Día de la Ma­dre ca­si no que­dan de aque­llos co­mer­cia­les de pu­ro elec­tro­do­més­ti­co

(¡va­de re­tro, plan­chas y la­va­rro­pas!), y al­gu­nos in­clu­so van por el ca­mino opues­to, de en­ga­la­nar a las “ma­dres evo­lu­cio­na­das” que dis­fru­tan de la tec­no­lo­gía de pun­ta, por ejem­plo.

De un mo­do u otro, es­tas fe­chas po­nen en jue­go una enor­me ma­qui­na­ria de con­su­mo –in­clu­so en años de cri­sis eco­nó­mi­ca– que les da em­pu­jon­ci­tos has­ta a los nú­me­ros más po­bres.

Más di­fí­cil es en­con­trar aque­llas bue­nas op­cio­nes que no son mar­cas in­ter­na­cio­na­les ni fir­mas na­cio­na­les, sino las que apues­tan al tra­ba­jo re­gio­nal, con me­nos po­si­bi­li­da­des de mos­trar­se en vi­drie­ras ma­si­vas. Por su­pues­to que es­tán los aga­sa­jos más tra­di­cio­na­les, co­mo in­vi­tar a ma­má a una bue­na co­mi­da (en VOS, 12 res­tau­ran­tes pa­ra fes­te­jar), un co­que­to desa­yuno a do­mi­ci­lio o has­ta la en­tra­da pa­ra el re­ci­tal del ar­tis­ta fa­vo­ri­to, pe­ro las al­ter­na­ti­vas son to­da­vía más va­ria­das y ori­gi­na­les.

Re­ga­lar cul­tu­ra nun­ca es una ma­la op­ción, pe­ro mien­tras el úl­ti­mo li­bro de Dan Brown pue­de re­sul­tar la op­ción más sen­ci­lla pa­ra re­sol­ver a la ho­ra de com­prar, hay mu­chos es­cri­to­res cor­do­be­ses por los que va­le la pe­na apos­tar... y que­dar bien.

Lo mis­mo va­le pa­ra dis­cos he­chos en Cór­do­ba, ar­tis­tas plás­ti­cos por te­ner en cuen­ta, di­se­ña­do­res de mo­da o de ac­ce­so­rios, o aten­der a una in­dus­tria del di­se­ño en per­ma­nen­te evo­lu­ción.

En el ca­so del di­se­ño, pun­tual­men­te, nues­tra pro­vin­cia se ha for­ta­le­ci­do y ha lo­gra­do tras­cen­der al­gu­nas fron­te­ras con crea­ti­vi­dad y be­lle­za.

Es fá­cil la ten­ta­ción de caer en aque­llo que apa­re­ce a pri­me­ra vis­ta. Pe­ro mu­chas ve­ces es más va­lio­so bus­car aque­llo dis­tin­to, y que in­clu­so es más com­ple­jo de en­con­trar.

Cór­do­ba ha­ce ra­to que ha mul­ti­pli­ca­do su pro­duc­ción ar­tís­ti­ca: en el tea­tro, los ex­po­nen­tes lo­ca­les no tie­nen na­da que en­vi­diar­les a los na­cio­na­les y mar­can di­fe­ren­cias, y en ci­ne hay una in­dus­tria en ex­pan­sión. Sin em­bar­go, en ninguno de es­tos ca­sos es sen­ci­llo te­ner ob­je­tos pa­ra re­ga­lar a ma­má en su día (más que una in­vi­ta­ción pa­ra com­par­tir una de­ter­mi­na­da pro­pues­ta ar­tís­ti­ca).

En la mú­si­ca, con el re­gis­tro fí­si­co (aún en re­ti­ra­da), en la li­te­ra­tu­ra (con los li­bros en ple­na re­sis­ten­cia y con au­to­res que ca­da vez más son re­co­no­ci­dos afue­ra) o en el ar­te (con obras que no ne­ce­sa­ria­men­te son inac­ce­si­bles, co­mo mu­chas ve­ces se cre­yó), hay mu­cho pa­ra ele­gir con se­llo cor­do­bés.

Un po­co de to­do

No es fá­cil, por­que so­bre gus­tos no hay na­da es­cri­to, ha­cer una se­lec­ción que se­rá ca­pri­cho­sa por don­de se la mi­re. Sin em­bar­go, den­tro de la vas­ta pro­duc­ción lo­cal hay co­mo pa­ra ha­cer dul­ce.

En la mú­si­ca, es­tán los nom­bres que pro­du­cen des­de Cór­do­ba pe­ro que son fi­gu­ras na­cio­na­les, pe­ro tam­bién los lo­ca­les que se ga­nan sus es­pa­cios a fuer­za de una ca­li­dad de pro­duc­ción ex­cep­cio­nal.

En li­te­ra­tu­ra, ca­da vez son más re­cu­rren­tes las le­gi­ti­ma­cio­nes a au­to­res cor­do­be­ses que lle­gan a las prin­ci­pa­les ca­sas edi­to­ria­les, o aque­llos que apues­tan a se­llos lo­ca­les y des­de aquí cons­tru­yen su for­ta­le­za.

La in­du­men­ta­ria y el di­se­ño de ob­je­tos tam­bién es­tán en as­cen­so con mar­ca cor­do­be­sa: una prue­ba cla­ra se vio en la úl­ti­ma edi­ción de Expo Di­se­ño en el Mu­seo de la In­dus­tria, don­de se des­ta­ca­ron ejem­plos tan­to en el ru­bro mo­da co­mo en mue­bles o de­co­ra­ción.

A dos días del Día de la Ma­dre, to­da­vía hay tiem­po pa­ra sa­lir a bus­car el me­jor re­ga­lo, que sea dis­tin­to y ori­gi­nal, que sea bueno, que sea cor­do­bés.

A con­ti­nua­ción ha­ce­mos una elec­ción de al­gu­nos li­bros, dis­cos, ar­tis­tas y di­se­ña­do­res pa­ra des­cu­brir en nues­tra Cór­do­ba. Y al mis­mo tiem­po, ho­me­na­jear a ma­má.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.