Una rup­tu­ra anun­cia­da por vie­jos des­en­cuen­tros

La Voz del Interior - - Internacionales -

La de­ci­sión del pre­si­den­te Donald Trump no su­po­ne una gran rup­tu­ra res­pec­to a la lí­nea tra­di­cio­nal de Es­ta­dos Uni­dos, pla­ga­da de des­en­cuen­tros con la Or­ga­ni­za­ción de la ONU pa­ra la Edu­ca­ción, la Cien­cia y la Cul­tu­ra.

Es­te país ya aban­do­nó la Unes­co en 1984, ba­jo la pre­si­den­cia de Ro­nald Rea­gan, por dis­con­for­mi­dad con su “po­li­ti­za­ción”, en el con­tex­to de la Gue­rra Fría.

Pre­ci­sa­men­te, aquel man­da­ta­rio re­pu­bli­cano acu­só a la or­ga­ni­za­ción de se­guir una po­lí­ti­ca fa­vo­ra­ble a los in­tere­ses de la Unión So­vié­ti­ca. Tam­bién apun­tó a una pre­sun­ta ma­la ges­tión y un pro­gra­ma de “apo­yo a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción del Sur fren­te al do­mi­nio oc­ci­den­tal”.

No fue has­ta oc­tu­bre de 2003, con Geor­ge W. Bush co­mo pre­si­den­te, cuan­do Es­ta­dos Uni­dos re­gre­só al seno de la Unes­co. En­ton­ces, Washington pa­só a fi­nan­ciar el 22 por cien­to del pre­su­pues­to del or­ga­nis­mo.

Ocho años más tar­de, ya ba­jo la pre­si­den­cia del de­mó­cra­ta Ba­rack Oba­ma, la Ca­sa Blanca con­ge­ló su con­tri­bu­ción eco­nó­mi­ca co­mo con­se­cuen­cia de la en­tra­da de Pa­les­ti­na co­mo Es­ta­do en la or­ga­ni­za­ción.

Es­ta de­ci­sión pu­so en aprie­tos fi­nan­cie­ros a la Unes­co. Des­de ese con­ge­la­mien­to ini­cia­do en 2011, Es­ta­dos Uni­dos su­ma una deu­da que ron­da los 500 mi­llo­nes de dó­la­res.

Aho­ra, Washington ase­gu­ra que su pa­so al cos­ta­do “no se to­ma a la li­ge­ra”.

Des­de enero pa­sa­do, cuan­do se pu­so al fren­te de la mi­sión di­plo­má­ti­ca en la ONU, Nik­ki Ha­ley no ha de­ja­do de de­nun­ciar el “con­ti­nuo ses­go an­ti­is­rae­lí” de la Unes­co.

Es­tá cla­ro que Donald Trump lle­va me­ses pre­pa­ran­do su re­ti­ra­da. La de­ci­sión se es­pe­ra­ba, de he­cho, pa­ra an­tes de que con­clu­ye- ra el pre­sen­te año.

De he­cho, los nom­bra­mien­tos de los di­plo­má­ti­cos a car­go de la Unes­co es­ta­ban en sus­pen­so des­de el año ve­rano. “La mi­sión de la Unes­co es bue­na”, afir­ma la pre­sen­tan­te es­ta­dou­ni­den­se, “pe­ro des­afor­tu­na­da­men­te la po­li­ti­za­ción de la agen­cia se con­vir­tió en una ver­güen­za cró­ni­ca”.

(AP)

Pla­nea­da. Trump lle­va­ba me­ses pro­yec­tan­do la rup­tu­ra con la Unes­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.