“No es un par­ti­do de vi­da o muer­te”

La fra­se de Fas­si, ti­tu­lar de Ta­lle­res, mar­có el cli­ma de ca­ma­ra­de­ría en la pre­via. Ade­más, pre­sen­ta­ron el par­ti­do Fran­ces­chi, pre­si­den­te de Bel­grano, Acos­ta y Gui­ña­zú.

La Voz del Interior - - Mundo D - Pa­blo Gi­let­ta pgi­let­ta@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Si al­guien es­pe­ra­ba que la pre­sen­ta­ción del clá­si­co del pró­xi­mo do­min­go a las 16.05 tu­vie­ra al­gún con­di­men­to “pi­can­te”, se­gu­ra­men­te se ha­brá vis­to de­cep­cio­na­do. Es que al­go nue­vo se es­tá ges­tan­do en Cór­do­ba, una cul­tu­ra que es­tá en las an­tí­po­das del show de la chi­ca­na que sue­le pre­ce­der a los com­ba­tes pu­gi­lís­ti­cos de Las Ve­gas. Por eso, la con­fe­ren­cia de pren­sa que die­ron ayer en Al­ber­di los pre­si­den­tes de Bel­grano y Ta­lle­res, Jorge Fran­ces­chi y An­drés Fas­si, jun­to a los ca­pi­ta­nes de am­bos equi­pos, Lucas Acos­ta y Pa­blo Gui­ña­zú, es­tu­vo lle­na de ges­tos de ca­ma­ra­de­ría.

No se tra­tó sim­ple­men­te de una cor­te­sía, sino de un muy men­sa­je cla­ro: el re­sul­ta­do se­rá anec­dó­ti­co, sea cual fue­re, y lo im­por­tan­te es to­do lo que se es­tá ges­tan­do en Cór­do­ba pa­ra crear una ver­da­de­ra “cul­tu­ra del en­cuen­tro”. “Es un ho­nor re­ci­bir­los en nues­tra ca­sa. Les quie­ro agra­de­cer la caballerosidad que tie­nen pa­ra con no­so­tros, el acom­pa­ña­mien­to que han he­cho y la cre­di­bi­li­dad que le dan a la or­ga­ni­za­ción, al de­cir que no tie­nen nin­gún pro­ble­ma de ju­gar en nues­tra can­cha. Son ges­tos no ha­bi­tua­les en el fút­bol ar­gen­tino y es­ta­mos agra­de­ci­dos de co­ra­zón”, le di­jo Fran­ces­chi a Fas­si.

A su turno, Fas­si fe­li­ci­tó a los lo­ca­les por ha­ber em­pren­di­do la obra de am­plia­ción y re­fac­ción de su es­ta­dio. “Hay que va­lo­rar mu­cho lo que hoy Bel­grano le ofre­ce a su gen­te”, di­jo. Y de­jó un men­sa­je con­tun­den­te: “Un clá­si­co no es un par­ti­do de vi­da o muer­te. Es un par­ti­do que to­dos que­re­mos ga­nar­lo, pe­ro es­ta­mos equi­vo­ca­dos si cree­mos que la fies­ta del fút­bol tie­ne que ver con que el equi­po ga­ne, em­pa­te o pier­da. La fies­ta del fút­bol tie­ne que ver con el com­pro­mi­so y la pa­sión por los co­lo­res”.

Jun­tos a la par

La sa­na in­ten­ción de qui­tar­le dra­ma­tis­mo al par­ti­do del do­min­go se vio po­ten­cia­da por al­gu­nas ac­cio­nes que la “B” y la “T” es­tán em­pren­dien­do de ma­ne­ra con­jun­ta y que ayer sa­lie­ron a la luz.

“Es­ta con­vi­ven­cia de­be ser lo nor­mal. A de­cir ver­dad, Cór­do­ba tie­ne una ex­pe­rien­cia di­fe­ren­te al res­to del país por­que nos en­con­tra­mos muy se­gui­do. Qui­zá lo no­ve­do­so sea que nos sen­te­mos a or­ga­ni­zar al­go jun­tos. Aquí es­ta­mos un pa­so ade­lan­te por la madurez de las ac­tua­les di­ri­gen­cias”, di­jo Fran­ces­chi. Y, a mo­do de ejem­plo, ade­lan­tó que ju­ve­ni­les de Bel­grano y Ta­lle­res “van a ha­cer un via­je a Uru­guay” pró­xi­ma­men­te (in­te­gra­rían un equi­po co­mún en un tor­neo in­ter­na­cio­nal) y que “los equi­pos co­mer­cia­les de los clu­bes ya han to­ma­do con­tac­to pa­ra la con­cre­ción de un clá­si­co en el ve­rano y por po­si­bles spon­sors” pa­ra ese par­ti­do, que se con­cre­ta­ría en el Kem­pes en la se­gun­da quin­ce­na de enero de 2018.

Fas­si en­mar­có es­tas la­bo­res con­jun­tas “den­tro del cam­bio que tie­ne que ge­ne­rar el fút­bol” rum­bo a una “cul­tu­ra del en­cuen­tro” y en con­tra­po­si­ción a “la cul­tu­ra de la agre­sión, que ya no tie­ne sen­ti­do”. “Ese cam­bio em­pie­za por es­tos he­chos, es un pun­to de par­ti­da”, ase­gu­ró. Y agre­gó: “Se­gui­re­mos tra­ba­jan­do jun­tos en lo que vie­ne” y con­si­de­ró que la lle­ga­da con­jun­ta de las dos de­le­ga­cio­nes “es un men­sa­je” que se es­tá dan­do des­de el cen­tro y ha­cia to­do el país.

Con­sul­ta­dos so­bre la po­si­bi­li­dad de que el pró­xi­mo clá­si­co pue­da ju­gar­se con las dos hin­cha­das, Fas­si ex­pre­só: “Oja­lá que el fút­bol pue­da dar las soluciones ne­ce­sa­rias en se­gu­ri­dad pa­ra ju­gar con el pú­bli­co de los dos equi­pos. Y Fran­ces­chi re­cor­dó que, en ese sen­ti­do, Bel­grano ya apor­tó su “gra­ni­to de arena” cuan­do pre­sen­tó su plan in­te­gral contra la vio­len­cia.

Có­mo lle­gan

Hu­bo un ges­to que enal­te­ció a Gui­ña­zú: des­pués de que ha­bló Acos­ta: lo fe­li­ci­tó por su per­so­na­li­dad. Y el ju­ve­nil ar­que­ro pi­ra­ta, ca­pi­tán du­ran­te la au­sen­cia por le­sión de Ma­tías Suá­rez, se mos­tró agra­de­ci­do. “Es cier­to que lle­ga­mos gol­pea­dos. Es­tá­ba­mos con ex­pec­ta­ti­vas y la eli­mi­na­ción de la Co­pa Ar­gen­ti­na nos do­lió mu­cho. Lo bueno es que el fút­bol te da re­van­cha y te­ne­mos la chan­ce na­da me­nos que en un clá­si­co”, di­jo Acos­ta.

Por su par­te, “el Cho­lo” se­ña­ló: “El clá­si­co es apar­te, no im­por­tan los mo­men­tos de ca­da uno. Son par­ti­dos pa­ra dis­fru­tar y, lo que in­ten­to trans­mi­tir es con­fian­za. El que ese día es­té más lú­ci­do fut­bo­lís­ti­ca­men­te, se lle­va­rá el par­ti­do”, aña­dió.

Es­tá a la vis­ta: al­go nue­vo es­tá pa­san­do en Cór­do­ba, aun­que tam­bién es­tá cla­ro que to­da­vía hay un lar­go ca­mino por re­co­rrer pa­ra ge­ne­rar una ver­da­de­ra “cul­tu­ra del en­cuen­tro”.

ES UN HO­NOR RE­CI­BIR A TA­LLE­RES EN NUES­TRA CA­SA. LES QUIE­RO AGRA­DE­CER LA CABALLEROSIDAD QUE TIE­NEN.

Jorge Fran­ces­chi, pre­si­den­te de Bel­grano

EL CAM­BIO EM­PIE­ZA POR ES­TOS HE­CHOS. ES UN PUN­TO DE PAR­TI­DA. SE­GUI­RE­MOS TRA­BA­JAN­DO JUN­TOS EN LO QUE VIE­NE.

An­drés Fas­si, pre­si­den­te de Ta­lle­res

(FA­CUN­DO LU­QUE)

To­dos con un mis­mo ob­je­ti­vo. Lucas Acos­ta, Jorge Fran­ces­chi, An­drés Fas­si y Pa­blo Gui­ña­zú pa­sa­ron un lin­do mo­men­to de con­fra­ter­ni­dad y res­pe­to mu­tuo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.