Una muer­te que ori­gi­nó dos in­ves­ti­ga­cio­nes

La Voz del Interior - - Sucesos -

Tras la se­ve­ra in­to­xi­ca­ción con éx­ta­sis que le cos­tó la vi­da a Pa­blo Rie­lo, se abrie­ron dos in­ves­ti­ga­cio­nes pe­na­les en el edi­fi­cio de Tri­bu­na­les 2 de la ciu­dad de Cór­do­ba.

Por un la­do, el fis­cal Mar­ce­lo Fe­noll abrió un ex­pe­dien­te has­ta aho­ra en­mar­ca­do co­mo una “muer­te de etio­lo­gía du­do­sa”.

Su ta­rea con­sis­te en in­ten­tar de­ter­mi­nar có­mo mu­rió el hom­bre oriun­do de Ro­sa­rio (ya se sa­be que su­frió una fa­lla mul­ti­or­gá­ni­ca tras in­ge­rir éx­ta­sis) y qué res­pon­sa­bi­li­da­des pu­do ha­ber en torno a la or­ga­ni­za­ción del even­to, el ser­vi­cio sa­ni­ta­rio y, so­bre to­do, por par­te de aque­llos mé­di­cos y po­li­cías que tu­vie­ron que so­co­rrer­lo afue­ra del pre­dio de For­ja.

Por el otro la­do, el fis­cal an­ti­dro­gas Car­los Cor­ne­jo, del Fue­ro Pro­vin­cial de Lu­cha con­tra el Nar­co­trá­fi­co (nar­co­me­nu­deo) in­ves­ti­ga si hu­bo trá­fi­co de dro­gas den­tro de For­ja mien­tras ocu­rría el even­to de mú­si­ca elec­tró­ni­ca.

En ese sen­ti­do, cua­tro per­so­nas fue­ron de­te­ni­das en­tre el vier­nes y el sá­ba­do, pe­ro que­da­ron impu­tadas por te­nen­cia sim­ple de es­tu­pe­fa­cien­tes, por lo que se en­tien­de que la dro­ga que te­nían en­ci­ma (éx­ta­sis, co­caí­na o marihuana, de­pen­de ca­da ca­so) era pa­ra con­su­mo per­so­nal y no pa­ra su ven­ta.

Es­to sig­ni­fi­ca que en esa fis­ca­lía has­ta aho­ra no hay in­di­cios que apun­ten a que den­tro de la fies­ta se ha­ya co­mer­cia­li­za­do dro­ga.

El je­fe po­li­cial que di­jo ha­ber pe­di­do au­xi­lio pa­ra Rie­lo cuan­do se anoti­ció de que es­ta­ba en mal es­ta­do ti­ra­do en una ve­re­da a me­nos de 150 me­tros de For­ja, tam­bién ase­gu­ró que du­ran­te el even­to no ad­vir­tió que se ha­ya ven­di­do dro­ga, aun­que sí que ha­bía va­rios jó­ve­nes y más gran­des que a sim­ple vis­ta se los no­ta­ba ba­jo los efec­tos de al­gu­na sus­tan­cia tó­xi­ca.

Co­mo hoy es fe­ria­do, la in­ves­ti­ga­ción ju­di­cial con­ti­nua­rá la se­ma­na pró­xi­ma.

Se es­pe­ra que en am­bas fis­ca­lías de­cla­ren más testigos, que se in­cor­po­re el in­for­me com­ple­to de la au­top­sia que se le reali­zó a Rie­lo y que se co­mien­ce a ana­li­zar en pro­fun­di­dad el rol de po­li­cías y ope­ra­do­res sa­ni­ta­rios.

“La fis­ca­lía se va a re­ser­var pa­ra un pos­te­rior aná­li­sis la ne­ce­si­dad o no de to­mar tes­ti­mo­nio a los po­li­cías que es­ta­ban ahí y tu­vie­ron no­ti­cia de lo que es­ta­ba pa­san­do, y en ca­rác­ter de qué; lo que es­tá tra­tan­do de es­ta­blecer es sa­ber si ha­bía po­si­bi­li­da­des ma­te­ria­les y reales de lle­var al hom­bre (por Rie­lo) rá­pi­da­men­te a la guar­dia pa­ra que lo aten­die­ran”, in­di­có ayer el fis­cal Fe­noll a Ca­de­na 3.

So­bre el rol del ser­vi­cio de am­bu­lan­cias mu­ni­ci­pal 107, el fun­cio­na­rio ju­di­cial ya so­li­ci­tó el re­gis­tro de ca­da lla­ma­da y la res­pues­ta de aten­ción, pa­ra co­rro­bo­rar que efec­ti­va­men­te hu­bo una lar­ga de­mo­ra en so­co­rrer a Rie­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.