Los Te­kis vol­vie­ron a re­ven­tar el Car­na­val

A 15 años de su pri­me­ra ex­pe­rien­cia, el gru­po ele­vó la apues­ta y con­so­li­dó su pe­ña en un Car­na­val de al­to im­pac­to. En­tre vier­nes y lu­nes, el even­to reunió a una mul­ti­tud en la Ciu­dad Cul­tu­ral de San Sal­va­dor.

La Voz del Interior - - Buenos Días, Córdoba - Juan Ma­nuel Pai­ro­ne En­via­do es­pe­cial a San Sal­va­dor de Ju­juy

La ban­da ju­je­ño-cor­do­be­sa re­edi­tó su tra­di­cio­nal car­na­val, es­ta vez en San Sal­va­dor de Ju­juy. Fue­ron cua­tro no­ches a to­do folklore nor­te­ño y tam­bién con al­gu­nas fi­gu­ras de otros rit­mos, co­mo Chano Char­pen­tier, los uru­gua­yos de La Vela Puer­ca y Ci­ro y los Per­sas.

Aca­so ha­ber dado for­ma a su pro­pio car­na­val en la ca­pi­tal ju­je­ña sea la obra de­fi­ni­ti­va de Los Te­kis. Más allá de va­rias can­cio­nes y dis­cos re­pre­sen­ta­ti­vos en la his­to­ria re­cien­te del folklore ar­gen­tino, y a 15 años de una pri­me­ra edi­ción pa­ra po­co más de 200 per­so­nas, la me­ga­fies­ta que hoy ex­hi­ben con or­gu­llo lo­gra con­den­sar el es­pí­ri­tu del gru­po en ca­da detalle.

Así se per­ci­be en ca­da una de las ac­ti­vi­da­des que for­man par­te de es­te en­cuen­tro úni­co en­tre mú­si­ca, tra­di­ción y fes­ti­vi­dad po­pu­lar. Des­de la pro­gra­ma­ción di­ver­sa has­ta el víncu­lo con las raí­ces de su pro­vin­cia, el gru­po ha lo­gra­do dar for­ma a un even­to con tan­tos ma­ti­ces de co­lor co­mo los ce­rros de la Que­bra­da de Hu­mahua­ca. De­sen­tie­rro

Es sá­ba­do a la ma­ña­na y, lue­go de un vier­nes agi­ta­do y pa­sa­do por agua, lle­ga el mo­men­to más tra­di­cio­nal del car­na­val nor­te­ño: el de­sen­tie­rro del dia­blo. Jun­to a esa cé­lu­la ane­xa que es la com­par­sa No So­mos Nada, Los Te­kis or­ga­ni­zan su pro­pia ce­re­mo­nia pa­ra ami­gos y fa­mi­lia­res a po­cos ki­ló­me­tros al nor­te de San Sal­va­dor. La ca­ra­va­na de au­tos rum­bo a Pur­ma­mar­ca, Til­ca­ra y Hu­mahua­ca pa­re­ce in­fi­ni­ta y se eri­ge en una de las pos­ta­les del fin de se­ma­na.

El car­na­val no es só­lo una fies­ta pa­ra de­jar de la­do las in­hi­bi­cio­nes, tam­bién es un víncu­lo di­rec­to con el pro­pio te­rru­ño. “Lo de es­ta no­che es un show, es la­bu­ro. Lo que real­men­te im­por­ta es es­to”, di­ce Mau­ro Co­let­ti pre­vio al de­sen­tie­rro. An­tes de “cha­yar” los tra­jes y las ban­de­ras que par­ti­ci­pa­rán en las ce­le­bra­cio­nes co­mo ofren­da al ci­clo agrí­co­la de la tie­rra, el vien­tis­ta de Los Te­kis tam­bién apro­ve­cha pa­ra re­no­var vo­tos con su com­pa­ñe­ra des­de hace 20 años.

“Y vi­vo en las can­cio­nes de mi pue­blo/ soy par­te de la his­to­ria del lu­gar/ el vien­to que me abra­za des­de el ce­rro/ soy co­lo­res, soy fe­bre­ro, soy Ju­juy en Car­na­val”, di­ce la le­tra de Soy. Se tra­ta de la pie­za que abre y en­car­na el con­cep­to de Pa­cha­ku­ti, úl­ti­mo dis­co de es­tu­dio de la ban­da que, pa­ra­dó­ji­ca­men­te, los ha pro­yec­ta­do ha­cia La­ti­noa­mé­ri­ca de la mano del pro­duc­tor Ra­fa Ar­cau­te.

Ca­da una de las es­tro­fas de la can­ción se res­pi­ra di­rec­ta­men­te allí en el an­fi­tea­tro de la Ni­ña Yo­lan­da, en Lo­zano, lu­gar que ins­pi­ró la fa­mo­sa zam­ba es­cri­ta por Cu­chi Le­gui­za­món jun­to a Ma­nuel Cas­ti­lla. En un cla­ro en me­dio de la sel­va mon­ta­ño­sa, la ce­re­mo­nia del de­sen­tie­rro tie­ne tan­to de ri­to an­ces­tral co­mo de cos­tum­bre he­cha piel. El tal­co, la al­baha­ca, el pa­pel pi­ca­do y la nie­ve ar­ti­fi­cial com­bi­nan es­pí­ri­tu fes­ti­vo con ofren­da a la Pa­cha­ma­ma.

Car­na­val ur­bano

A po­cos ki­ló­me­tros de allí, en el ba­rrio Al­to Pa­di­lla de San Sal­va­dor, el pre­dio de la Ciu­dad Cul­tu­ral vi­ve cua­tro días de jol­go­rio. Sá­ba­do y do­min­go agre­gan al com­bo el Car­na­va­ló­dro­mo, ac­ti­vi­dad gra­tui­ta que reúne a unas 20 mil per­so­nas en­tre el me­dio­día y el ano­che­cer. Chi­cos, gran­des, ado­les­cen­tes, fa­mi­lias y sol­te­ros en plan de con­quis­ta se com­bi­nan en la mul­ti­tud.

Por el es­ce­na­rio pa­san va­rios de los gru­pos que re­pi­ten a la no­che (in­clui­dos Los Te­kis, que re­don­dean seis shows en cua­tro días). Un re­co­rri­do a tra­vés de la ma­rea hu­ma­na ga­ran­ti­za al­gún tra­go con­vi­da­do y mu­cha es­pu­ma.

En pa­ra­le­lo, el cos­ta­do noc­turno de es­te car­na­val es lo más cer­cano a un fes­ti­val de mú­si­ca po­pu­lar en sen­ti­do am­plio. La cu­ra­du­ría tie­ne mu­cho que ver con el perfil idea­do por los an­fi­trio­nes des­de sus co­mien­zos. Más allá de tan­ques del folklore de ayer y hoy (Dúo Co­pla­na­cu, Los No­che­ros, Los Huay­ra), y de va­rios nom­bres re­pre­sen­ta­ti­vos de la es­ce­na pro­vin­cial (Dia­ble­ros Ju­je­ños, Tu­nay, Co­roi­co), la pre­sen­cia de ar­tis­tas co­mo La Vela Puer­ca, Ci­ro y Los Per­sas, To­co Pa­ra Vos o Chano son in­di­ca­do­res del ac­cio­nar es­tra­té­gi­co de Los Te­kis en ma­te­ria de alian­zas crea­ti­vas.

Uru­gua­yos y bi­chos ra­ros

La Vela Puer­ca fue, de he­cho, el pri­mer nú­me­ro fuer­te en su­bir­se al es­ce­na­rio en la no­che inau­gu­ral. Ha­cien­do su de­but en Ju­juy, la ban­da li­de­ra­da por el “Enano” Te­sey­ra ju­gó sus me­jo­res car­tas a ni­vel can­ción (El sol­da­do de plo­mo, Mi se­mi­lla, Za­far) y el co­ro de gar­gan­tas se hi­zo no­tar en pri­mer plano. En clá­si­cos co­mo Vue­lan pa­los y El vie­jo, mu­chos fa­ná­ti­cos ju­je­ños se ba­ña­ron en emo­ción al ver a los uru­gua­yos por pri­me­ra vez. “Di­cen que pa­ra que­dar bien con el dia­blo, hay que ve­nir tres años se­gui­dos”, se es­cu­chó des­de el es­ce­na­rio.

Por le­jos, hu­bo una pre­sen­cia que eclip­só al res­to. San­tia­go Moreno Char­pen­tier, Chano, lle­gó al car­na­val co­mo ese “bi­cho ra­ro” que pa­re­ce no en­ca­jar, aun­que en los he­chos ex­pu­so que su víncu­lo con Los Te­kis y Ju­juy es­tá más allá de cual­quier mo­da. Lue­go de can­tar la pri­me­ra no­che jun­to a los an­fi­trio­nes, el ex-Tan Bió­ni­ca tu­vo su chan­ce el sá­ba­do, cuan­do abrió la tan­da de pla­tos fuer­tes de la jor­na­da.

Ner­vio­so y agra­de­ci­do en la pre­via, el mú­si­co por­te­ño subió al es­ce­na­rio jun­to a una ban­da que nada tie­ne que en­vi­diar­le a su gru­po an­te­rior, aun­que bue­na par­te de los hits bió­ni­cos (La me­lo­día de Dios, Ciu­dad má­gi­ca, Ella) fue­ron la co­lum­na ver­te­bral de su show. Al mis­mo tiem­po, el can­tan­te apro­ve­chó pa­ra mos­trar par­te de su nue­vo re­per­to­rio y con­fir­mó que can­cio­nes co­mo La no­che o Pa­ra vos lle­ga­ron pa­ra que­dar­se. El cie­rre, jun­to a Los Te­kis, fue con Car­na­va­lin­tro y Nais­tu­mi­chiu: dos bas­tio­nes del pop del al­ti­plano que ya for­ma par­te de es­ta flo­re­cien­te iden­ti­dad de Chano.

Rec­ta fi­nal

Lue­go de que seis mil per­so­nas le pe­lea­ran cuer­po a cuer­po a la llu­via el vier­nes y unas 10 mil col­ma­ran el pre­dio el sá­ba­do, el do­min­go mos­tró las es­quir­las de la in­ten­si­dad del fin de se­ma­na. Los Te­kis vol­vie­ron a con­fir­mar por qué son em­ba­ja­do­res del sen­tir ju­je­ño. Con su ca­rac­te­rís­ti­co mix de car­na­va­li­tos y nue­vos clá­si­cos co­mo No so­mos nada, Her­ma­nos o ¿Y qué pa­só? (del peruano Ser­gio “Pe­lo” D’Am­bro­sio), son la ban­da so­no­ra ideal de to­da fies­ta con sa­bor nor­te­ño.

To­co pa­ra vos fue otro de los nú­me­ros dis­tin­ti­vos del en­cuen­tro, aun­que no pa­só inad­ver­ti­da la reac­ción ne­ga­ti­va de par­te del pú­bli­co an­te la pre­gun­ta: “¿Ha­ce­mos otra?”. En las cua­tro no­ches, DJ Fe­de Flo­res se mos­tró más efec­ti­vo a la ho­ra de ha­cer bailar a la mul­ti­tud con una bue­na do­sis cum­bia y éxi­tos la­ti­nos.

Con unas seis mil per­so­nas en el pre­dio, y lue­go de la se­gun­da jor­na­da de Car­na­va­ló­dro­mo, Los No­che­ros des­ple­ga­ron una al­ta do­sis de clá­si­cos y en­ca­ja­ron a la per­fec­ción en el plan con su mez­cla de ero­tis­mo y nos­tal­gia. La llu­via to­rren­cial acom­pa­ñó la épi­ca y de­mos­tró que, si hay fies­ta, en Ju­juy no hay obs­tácu­lo que pue­da apla­car al dia­blo car­na­va­le­ro que se apo­de­ra de la pro­vin­cia du­ran­te fe­bre­ro.

La úl­ti­ma no­che de­jó la pos­tal más multitudinaria de un even­to que no tie­ne nada que en­vi­diar­le a los gran­des fes­ti­va­les de ve­rano. Ci­ro y Los Per­sas con­fir­ma­ron su al­can­ce ma­si­vo y ayu­da­ron con cre­ces a que la jor­na­da fi­nal sea la más con­vo­can­te, ape­nas por en­ci­ma del sá­ba­do. Con una in­tere­san­te mix­tu­ra en­tre re­per­to­rio pro­pio y pa­sa­do pio­jo­so, Andrés Mar­tí­nez evi­den­ció su con­di­ción de front­man de es­ta­dios, y su ban­da fue una au­tén­ti­ca má­qui­na de san­gre.

Ba­lan­ce

An­tes del cie­rre, con un nue­vo show de Los Te­kis y el co­lo­ri­do de Ber­suit Ver­ga­ra­bat, las car­tas ya es­ta­ban echa­das. Aun­que al­gu­nos de­trac­to­res de­nun­cien que el gru­po se ha­ya “apro­pia­do” de una tra­di­ción ju­je­ña, que­da cla­ro que la pro­pues­ta desa­rro­lla­da (co­do a co­do con el go­bierno de la pro­vin­cia) es­ti­mu­la la eco­no­mía in­ter­na y se cons­ti­tu­ye co­mo un even­to con se­llo pro­pio.

An­tes de su­bir al es­ce­na­rio, el vocalista te­ki Se­bas­tián Ló­pez lo pu­so en pa­la­bras: “Más que una lo­cu­ra, es­to es un sue­ño. Es real­men­te in­creí­ble no só­lo lo que pa­sa en el Car­na­val de Los Te­kis, sino en to­do San Sal­va­dor. Los ho­te­les lle­nos, las ca­sas lle­nas. Ya es­tá ins­ta­la­da la fe­cha. Es­to es un even­to den­tro del car­na­val ju­je­ño y, pa­ra nosotros, es un gus­ta­zo re­ci­bir a los ar­tis­tas. Es­te año nos ju­ga­mos con una gri­lla muy fuer­te, ti­ra­mos to­da la car­ne al asa­dor. Apar­te, to­do lo que pa­só en el car­na­va­ló­dro­mo y en el de­sen­tie­rro. Es una mo­vi­da muy fuer­te des­de lo cul­tu­ral”.

(GEN­TI­LE­ZA DE CA­MI­LA REZK)

Tra­di­ción y ac­tua­li­dad. Los Te­kis hace ya 15 años que le dan su pro­pia im­pron­ta a la clá­si­ca ce­le­bra­ción del Car­na­val del nor­te.

(GEN­TI­LE­ZA DE CA­MI­LA REZK)

Los Te­kis. La ban­da es an­fi­trio­na en su pro­vin­cia con un fes­ti­val que ya tie­ne se­llo pro­pio.

(GEN­TI­LE­ZA DE CA­MI­LA REZK)

Ci­ro y Los Per­sas. La ban­da fue uno de los nú­me­ros más con­vo­can­tes en San Sal­va­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.