El do­lo­ro­so aprendizaje de la ca­tás­tro­fe

La Voz del Interior - - Buenos Días, Córdoba - Ary Gar­bo­vetzky Edi­tor je­fe de Ciu­da­da­nos

“Hay un an­tes y un des­pués de las inun­da­cio­nes de Sie­rras Chi­cas. Des­pués del 15-F, las pre­vi­sio­nes pa­ra to­das las obras pú­bli­cas de­ben te­ner una re­cu­rren­cia de 500 años, cuan­do an­tes eran su­fi­cien­tes 80 o 100”. Es­tas pa­la­bras del di­rec­tor pro­vin­cial de Via­li­dad, Os­val­do Vot­te­ro, dan una mues­tra del im­pac­to que tie­ne aún el desas­tre del alu­vión, del que hoy se cum­plen tres años.

Otra no­ti­cia de es­ta edi­ción es­tá vin­cu­la­da: la ne­ce­si­dad de ha­cer obras com­ple­men­ta­rias pa­ra ha­cer pa­sar un desagüe más gran­de obli­ga a in­ver­tir 80 mi­llo­nes de pe­sos más en el tú­nel de la Mu­jer Ur­ba­na, par­te del cie­rre del ani­llo de Cir­cun­va­la­ción. Y to­do por el cam­bio en las pre­vi­sio­nes po­si­nun­da­cio­nes de Sie­rras Chi­cas.

Hace tres años se per­die­ron vi­das y bie­nes. Y la re­cons­truc­ción, só­lo po­si­ble en lo ma­te­rial, es­tá ca­si com­ple­ta: vi­vien­das, puen­tes, ca­mi­nos, pa­sa­re­las. Pe­ro, co­mo cuenta nues­tro in­for­me de Pri­mer plano, el te­mor en quie­nes vi­vie­ron la tra­ge­dia en sus cuer­pos no se di­si­pa y pi­de más: tra­ba­jos com­ple­men­ta­rios, que se de­ten­gan al­gu­nas obras pú­bli­cas o em­pren­di­mien­tos pri­va­dos.

El sis­te­ma de aler­tas tem­pra­nas es, tal vez, la cuenta pen­dien­te ma­yor, a pe­sar de que la Pro­vin­cia ase­gu­ra que pro­du­jo avan­ces con la cons­ti­tu­ción de jun­tas de De­fen­sa

LAS INUN­DA­CIO­NES DE SIE­RRAS CHI­CAS CAM­BIA­RON LAS PRE­VI­SIO­NES PA­RA TO­DAS LAS OBRAS PÚ­BLI­CAS.

Ci­vil y con me­jo­ras en co­mu­ni­ca­ción y se­ña­lé­ti­ca.

Las ca­rac­te­rís­ti­cas es­pe­cia­les de Sie­rras Chi­cas, que tie­nen una pen­dien­te que ace­le­ra las cre­ci­das y las co­rrien­tes de agua y es­tá “pa­vi­men­ta­da”, es de­cir, sin su­fi­cien­te ab­sor­ción en el te­rreno pro­duc­to del avan­ce del des­mon­te y de la edi­fi­ca­ción, ha­bían si­do ad­ver­ti­das co­mo un ries­go po­ten­cial por cien­tí­fi­cos an­tes de la inun­da­ción.

Hu­bo un “tsu­na­mi del cie­lo”, con un ni­vel de pre­ci­pi­ta­cio­nes iné­di­to, co­mo di­jo el en­ton­ces go­ber­na­dor, Jo­sé Ma­nuel de la So­ta, a la ho­ra de bus­car la ra­zón prin­ci­pal de la ca­tás­tro­fe. Pe­ro tam­bién hu­bo un em­bu­do en la tie­rra, más pre­vi­si­ble, que re­quie­re que se le pres­te aten­ción, co­mo apor­ta en su aná­li­sis Lu­cas Viano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.