Pe­lí­cu­la.

La Voz del Interior - - Buenos Días, Córdoba - Die­go Ta­bach­nik dta­bach­nik@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Un ar­gen­tino se mu­da a Chi­na pa­ra abrir un su­per­mer­ca­do en ven­gan­za por las pe­nu­rias de su pa­dre. Se pre­sen­ta en Cór­do­ba.

El plan­teo tie­ne gan­cho de en­tra­da: un ar­gen­tino via­ja a Chi­na pa­ra po­ner un su­per­mer­ca­do allá, en ven­gan­za por­que su pa­dre, due­ño de un al­ma­cén de ba­rrio, tu­vo que ce­rrar su lo­cal en los ’90 an­te la lle­ga­da de un súper chino.

Esa es la ori­gi­nal idea ma­dre de De acá a la Chi­na, una pe­lí­cu­la in­de­pen­dien­te que es­tá re­co­rrien­do to­do el país y que es­ta se­ma­na es­tá gi­ran­do por Cór­do­ba, de la mano del di­rec­tor y guio­nis­ta Fe­de­ri­co Mar­ce­llo y el pro­duc­tor Pa­blo Za­pa­ta (am­bos, tam­bién ac­to­res en el fil­me).

Es una co­me­dia dra­má­ti­ca, con un vuel­co pa­ra ter­mi­nar ha­blan­do so­bre las re­la­cio­nes y víncu­los en­tre los se­res hu­ma­nos. Es que la temática que to­ca, con la pre­sen­cia de los ex­tran­je­ros y su in­ci­den­cia en la fuen­te de tra­ba­jo, es de­li­ca­do y fá­cil pre­sa de po­lé­mi­cas. “Es­to na­ció pri­me­ro con la idea de ha­cer un do­cu­men­tal so­bre los chi­nos que vie­nen a Ar­gen­ti­na: pre­gun­tar­nos por qué ve­nían, de dón­de y por qué a tra­ba­jar a los su­per­mer­ca­dos. Pe­ro cuan­do em­pe­cé a ge­ne­rar el guión sur­gió la idea de la fic­ción que fi­nal­men­te de­ri­vó en es­ta pe­lí­cu­la”, ex­pli­ca Mar­ce­llo.

Ellos ya ha­bían he­cho dos do­cu­men­ta­les pre­via­men­te: un do­cu­men­tal en Sudáfrica so­bre el apart­heid y otro en Is­rael-Pa­les­ti­na, bus­can­do las vo­ces de is­rae­líes y pa­les­ti­nos que tra­ba­jan en for­ma con­jun­ta, bus­can­do la paz a tra­vés del diá­lo­go. “Por con Chi­na, la fic­ción nos de­vo­ró el do­cu­men­tal”, con­fie­san.

Eso sí, to­do fue he­cho a pul­món y de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te. En

2012, juntando los aho­rros que te­nían, via­ja­ron al gi­gan­te asiá­ti­co, más pre­ci­sa­men­te a la pro­vin­cia de Fu­jián, de don­de pro­vie­ne el

85 por cien­to de los chi­nos que vi­ven en Ar­gen­ti­na.

Lle­ga­ron con el guión es­cri­to y em­pe­za­ron a con­ven­cer a chi­nos pa­ra que se su­ma­ron al pro­yec­to y le die­ron for­ma al tra­ba­jo, ca­si so­bre la mar­cha. “Des­de lo la­bo­ral, in­ten­ta­mos po­ner­nos prin­ci­pal­men­te en el lu­gar del otro, el que tie­ne que emi­grar a otro ex­tre­mo del pla­ne­ta y adap­tar­se a una cul­tu­ra com­ple­ta­men­te dis­tin­ta”.

De fon­do, es­tá el te­ma de la to­le­ran­cia: “Nos pa­sa mu­chas ve­ces que gen­te que no vio la pe­lí­cu­la nos di­ce, ‘Es­ta­mos de acuer­do con us­te­des, tie­nen que ce­rrar to­dos los chi­nos’, pe­ro les de­ci­mos que an­tes la mi­ren y des­pués opi­nen. Tra­ta­mos de ir del la­do más hu­mano al su­per­mer­ca­dis­ta que es­tá la­bu­ran­do”.

No en­tien­do

La rea­li­za­ción no fue nada sen­ci­lla, em­pe­zan­do por la ba­rre­ra idio­má­ti­ca. “Nin­guno de nosotros ha­bla chino, y du­ran­te el pri­mer

mes y me­dio allá sa­lía­mos con un bloc de no­tas y ha­cía­mos di­bu­ji­tos pa­ra dar­nos a en­ten­der”, co­men­ta el di­rec­tor, que tam­bién es el pro­ta­go­nis­ta. “Ni yo ni Pa­blo so­mos ac­to­res, lo hi­ci­mos por una cues­tión de re­cur­sos, pa­ra no te­ner que lle­var ac­to­res. Y co­mo yo te­nía el guión bas­tan­te fres­co en la ca­be­za nos ani­ma­mos”, se sin­ce­ra.

Otra par­ti­cu­la­ri­dad es que la ban­da de sonido in­clu­yó te­mas de León Gie­co, Los Au­tén­ti­cos De­ca­den­tes, An­to­nio Ríos, y to­dos les die­ron su au­to­ri­za­ción for­mal y le­gal pa­ra que les per­mi­tie­ran el uso de los de­re­chos. “Se co­pa­ron, el pro­yec­to les gus­tó y vieron que no hay mu­cho de­trás de es­to”.

Has­ta el mo­men­to, es­ta aven­tu­ra les ha dado gran­des ale­grías. “La sa­tis­fac­ción ini­cial de ha­ber ido allá y ha­cer la pe­lí­cu­la ha si­do in­men­sa. So­mos un gru­po de pi­bes sin nin­gún ti­po de res­pal­do, y ca­da in­con­ve­nien­te que ha­bía, al­go que era diario, lo pu­di­mos re­sol­ver de me­jor ma­ne­ra de lo que lo pla­nea­mos pre­via­men­te”.

Por el mo­men­to, la pe­lí­cu­la tam­bién tie­ne una pre­sen­ta­ción “ar­te­sa­nal”, con los rea­li­za­do­res via­jan­do sa­la por sa­la. “Ya la vieron ca­si dos mil per­so­nas, y la mi­tad de la gen­te se que­da pa­ra char­lar y te di­ce qué le gus­tó y qué no. Eso es una sa­tis­fac­ción que cuan­do ha­cés el lan­za­mien­to ma­si­vo no la te­nés”.

Igual­men­te, es­tán ne­go­cian­do pa­ra que el lar­go­me­tra­je ac­ce­da al cir­cui­to co­mer­cial. Por lo pron­to, la gi­ra por Cór­do­ba los lle­va­rá ma­ña­na a las 21.30 en la Ca­sa de Pe­pino (Fruc­tuo­so Ri­ve­ra y Belgrano); el sá­ba­do a las en el Cen­tro Cul­tu­ral Co­mu­ni­ta­rio Leo­nar­do Fa­vio de Vi­lla Ma­ría; y el do­min­go y lu­nes en Las Va­ri­llas, a las 22, en la Ca­sa de la His­to­ria y la Cul­tu­ra del Bi­cen­te­na­rio.

(PREN­SA “DE ACÁ A LA CHI­NA”)

Allá le­jos. “Nos po­ne­mos en el lu­gar del otro”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.