Los gol­pes que más due­len

La “T” ju­gó mal, su­frió su ter­ce­ra de­rro­ta con­se­cu­ti­va y la cla­si­fi­ca­ción a la Co­pa Li­ber­ta­do­res co­rre ries­go. De­be re­po­ner­se con ra­pi­dez del 1-2 frente a Ne­well’s.

La Voz del Interior - - Vos Carteleras - En­via­do es­pe­cial a Ro­sa­rio Fla­vio Durán fdu­ran@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

¿Era tan bueno Ta­lle­res has­ta an­tes del par­ti­do de Bo­ca? ¿Es­tá tan mal Ta­lle­res al su­frir tres de­rro­tas con­se­cu­ti­vas? Ni una, ni otra. Ta­lle­res no es ni el me­jor equi­po de la Su­per­li­ga ni uno más del mon­tón. Hoy atra­vie­sa uno de esos mo­men­tos irre­gu­la­res, de ba­jo­nes in­di­vi­dua­les y tal vez co­lec­ti­vos, que se su­man a si­tua­cio­nes en las que a ve­ces se “li­ga” me­nos. To­dos los equi­pos sue­len te­ner en al­gún pa­sa­je de los tor­neos ese es­ta­dío. Y ano­che en “el Co­lo­so” Mar­ce­lo Biel­sa, Ta­lle­res de­mos­tró una ima­gen que lo ha­ce ubi­car en es­ta si­tua­ción.

Aho­ra, lo im­por­tan­te, o me­jor di­cho lo más im­por­tan­te, pa­sa a ser cor­tar es­ta ra­cha. So­bre to­do por el mo­men­to del tor­neo, que es­tá en su tra­mo fi­nal. Es que con­tra In­de­pen­dien­te el ni­vel del equi­po fue bueno, pe­ro ano­che en Ro­sa­rio hu­bo va­rios dé­fi­cit y sino hu­bie­se si­do por Gui­do He­rre­ra el en­cuen­tro po­dría ha­ber­se de­fi­ni­do en el pri­mer tiem­po.

Tres de­rro­tas con­se­cu­ti­vas ge­ne­ran dudas. Y no se­ría iló­gi­co que su­ce­da, pe­ro es es­te el mo­men­to en el que más cal­mo de­be es­tar el plan­tel al­bia­zul pa­ra su­pe­rar es­ta mala ra­cha. Los nú­me­ros lo si­guen po­nien­do en zo­na de cla­si­fi- ca­ción a la Co­pa Li­ber­ta­do­res. Sin em­bar­go, el es­tar en el quin­to pues­to ya no lo cla­si­fi­ca a la Fa­se de Gru­pos, sino que lo ubi­ca en la pre­li­mi­nar, don­de hay que su­pe­rar dos ins­tan­cias pre­vias. Ade­más, Huracán (el úl­ti­mo ri­val que ten­drá co­mo lo­cal en la Su­per­li­ga) se le pu­so a un pun­to.

Acep­tar los erro­res

Ano­che Ku­del­ka re­co­no­ció que el equi­po ju­gó mal. Le­jos de “po­ner­se el ca­se­te”, el DT re­co­no­ció que el re­sul­ta­do fue jus­to. “Lo pri­me­ro que vi­ne a de­cir acá es que per­di­mos bien. La otra ma­ne­ra es men­tir, pe­ro no lo ha­ré. Per­di­mos bien”, se sin­ce­ró el DT. Pa­ra sa­lir de un mal mo­men­to, lo pri­me­ro es acep­tar los erro­res y Ku­del­ka sa­be que die­ron un pa­so en fal­so. “El equi­po fue pre­de­ci­ble. Cuan­do tu­vo la pe­lo­ta en el se­gun­do tiem­po no fue in­ci­si­vo y cuan­do el ri­val la tu­vo en el pri­me­ro nos pe­ne­tra­ron mu­chí­si­mo”, ana­li­zó.

Has­ta el fi­nal del tor­neo a la “T” le que­dan cua­tro par­ti­dos, de los cua­les dos son an­tes ri­va­les que tie­ne por de­trás en la pe­lea por ju­gar la Li­ber­ta­do­res. Pe­ro, lo po­si­ti­vo es que an­tes de vi­si­tar a Unión y re­ci­bir a Huracán ten­drá an­te Gim­na­sia La Pla­ta la chan­ce de re­cu­pe­rar­se. “El ob­je­ti­vo siem­pre fue ju­gar la Co­pa Li­ber­ta­do­res”, di­jo Ku­del­ka tras la de­rro­ta an­te Bo­ca. Lo que en ese mo­men­to pa­re­cía di­fí­cil que su­ce­da, hoy pa­re­ce to­mar ma­yor fuer­za. Pe­ro no por­que la “T” no ten­ga el po­ten­cial pa­ra sa­car ade­lan­te es­ta si­tua­ción, sino por­que el mo­men­to que vi­ve lle­va a per­der con­fian­za.

En otro mo­men­to, un par­ti­do en el que lo per­do­na­ban tan­to, Ta­lle­res lo ga­na­ba. En Ro­sa­rio, no pa­só eso y eso lle­va a ge­ne­rar al­gu­nas dudas que el pro­pio Ku­del­ka de­be di­si­par. Gus­te o no, la ma­ne­ra de sa­lir de es­ta pe­que­ña cri­sis es con un re­sul­ta­do po­si­ti­vo, más allá de có­mo sea el ren­di­mien­to.

No hay tiem­po pa­ra lamentos, el sá­ba­do Ta­lle­res tie­ne la opor­tu­ni­dad de le­van­tar­se. De­be ha­cer­lo.

(LA VOZ)

Joao Ro­jas sin­te­ti­za la caí­da. El de­lan­te­ro fue siem­pre una se­ñal de aler­ta pa­ra Ne­well’s. Lo ma­lo fue que ano­che no tu­vo de­ma­sia­da com­pa­ñía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.