Ate­nas fes­te­ja 80 a su me­di­da

El Grie­go cum­ple años hoy con el equi­po co­mo pro­ta­go­nis­ta en la LN.

La Voz del Interior - - Básquet - Gustavo Fa­rías gfa­rias@la­voz­de­lin­te­rior.com.ar

Un pre­sen­te acor­de a su his­to­ria. Así, con el pri­mer equi­po lu­chan­do en la van­guar­dia de la Li­ga Na­cio­nal de Bás­quet, la Aso­cia­ción De­por­ti­va Ate­nas lle­ga a su 80º aniver­sa­rio, en un pe­re­gri­na­je que siem­pre lo con­tó co­mo pro­ta­go­nis­ta y lí­der de es­te de­por­te a ni­vel lo­cal y na­cio­nal.

Hoy, con otro per­fil, me­nos na­cio­nal pe­ro con ex­pec­ta­ti­vas re­no­va­das des­pués de dos muy ma­las cam­pa­ñas, el Grie­go pa­re­ce ha­ber re­cu­pe­ra­do la me­mo­ria pa­ra que el brin­dis no só­lo con­tem­ple el ono­más­ti­co.

La Li­ga Na­cio­nal sa­be que el vie­jo club de ba­rrio Ge­ne­ral Bus­tos – el úni­co que dis­pu­tó to­das las edi­cio­nes de la Li­ga Na­cio­nal– es­tá otra vez en ca­rre­ra.

Aquel pu­ña­do de 15 so­ña­do­res que el 17 de abril de 1938 se reunió pa­ra re­vi­vir un club fun­da­do por Ar­tu­ro Or­gaz (el mis­mo que pre­si­dió a Bel­grano con só­lo 14 años) y que ha­bía si­do di­suel­to seis años an­tes. Esos chi­qui­li­nes en­tu­sias­tas di­fí­cil­men­te ha­yan vi­sua­li­za­do la di­men­sión que co­bró una ins­ti­tu­ción que, pa­re­cía, es­ta­ba destinada al re­cuer­do tras mez­clar­se co­mo apren­diz en los pri­me­ros en­sa­yos bas­quet­bo­lís­ti­cos que vio la ciu­dad.

Es­te “an­te­ce­sor” es­ta­ba ubi­ca­do en Pe­ral es­qui­na Ur­qui­za, en pleno co­ra­zón de Al­ta Cór­do­ba, un ba­rrio al que en­ton­ces se co­no­cía co­mo el “de los cam­peo­nes”. Y pa­ra no des­en­to­nar con la com­pa­ra­ción, el club mos­tró va­lo­res a gra­nel, co­mo Pe­dro Bus­tos (cam­peón mun­dial en 1950), Ger­mán Fi­lloy, Mar­ce­lo Mi­la­ne­sio, Héc­tor Cam­pa­na o Fa­bri­cio Ober­to, por nom­bra só­lo al­gu­nos.

Los “grie­gos” –el ape­la­ti­vo de to­da la vi­da– pre­su­men no só­lo de ha­ber le­van­ta­do el es­tan­dar­te de la má­xi­ma com­pe­ten­cia de clu­bes del país, sino de ha­ber­se ga­na­do el re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal a par­tir de sus con­quis­tas con­ti­nen­ta­les y, prin­ci­pal­men­te, de su bri­llan­te ac­tua­ción en el Mc­Do­nald’s Cham­pions­hip de 1997, cuan­do tre­pó al úl­ti­mo es­ca­lón del po­dio en Fran­cia, só­lo por de­trás del Chica­go Bulls de Mi­chael Jor­dan y del Olym­pia­kos de Gre­cia.

In­jus­to se­ría aso­ciar a Ate­nas ex­clu­si­va­men­te al bás­quet, por­que a lo lar­go de su ri­quí­si­ma his­to­ria in­cor­po­ró ca­si la to­ta­li­dad de las dis­ci­pli­nas de­por­ti­vas. Pe­ro sin dudas que fue el básquetbol el “ca­ba­lli­to de ba­ta­lla” que le dio ma­yor tras­cen­den­cia. Y no ha­ce fal­ta ti­rar de­ma­sia­dos da­tos so­bre la me­sa pa­ra de­fen­der una ver­dad con­tun­den­te: es el club de básquetbol más exi­to­so de nues­tro país.

Es que, sal­vo el Ver­de cor­do­bés, los de­más clu­bes vi­vie­ron su cuar­to de ho­ra glo­rio­so y vol­vie­ron al llano, una reali­dad que les otor­ga ar­gu­men­tos a sus hin­chas más ra­di­ca­li­za­dos, aque­llos que sos­tie­nen que “Ate­nas nun­ca tu­vo in­fan­cia, por­que es gran­de des­de que na­ció”. ¡Sa­lud, Grie­gos!

(FA­CUN­DO LU­QUE)

Fe­li­pe Lá­ba­que. El his­tó­ri­co pre­si­den­te, ro­dea­do de tro­feos.

Cos­tum­bre. Ce­le­brar tí­tu­los. Co­mo acá, en ma­yo del ‘97, la Sud­ame­ri­ca­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.