De la So­ta, la apues­ta Ca­pi­tal de Schia­ret­ti

La Voz del Interior - - Página Delantera - Ju­lián Ca­ñas

Las gi­ras por el ex­te­rior le sir­ven a Juan Schia­ret­ti pa­ra dos te­mas pun­tua­les: pe­se a las crí­ti­cas de la opo­si­ción por el au­men­to de la deu­da, ges­tio­nar fi­nan­cia­mien­to pa­ra su am­bi­cio­so plan de obras; y le­jos del rui­do po­lí­ti­co lo­cal, de­ci­dir cues­tio­nes elec­to­ra­les con al­gu­nos de sus ín­ti­mos que lo acom­pa­ñan en los via­jes.

El jue­ves al me­dio­día, el go­ber­na­dor re­gre­só de Es­pa­ña. Cin­co ho­ras des­pués, es­ta­ba inau­gu­ran­do una obra en la ave­ni­da de Cir­cun­va­la­ción, y un ra­to des­pués en­ca­be­zó el ac­to po­lí­ti­co más sig­ni­fi­ca­ti­vo de los úl­ti­mos tiem­pos pa­ra el pe­ro­nis­mo de la Ca­pi­tal: con Natalia de la So­ta a su la­do, Schia­ret­ti en­vió una se­ñal cla­ra de que es­ta vez es­tá dis­pues­to a ju­gar fuer­te pa­ra ga­nar las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les de la ciu­dad de Cór­do­ba.

Que ha­ya ele­gi­do a la hi­ja del fa­lle­ci­do Jo­sé Ma­nuel de la So­ta pa­ra mos­trar su am­bi­ción elec­to­ral no fue una ca­sua­li­dad. Schia­ret­ti es­tá con­ven­ci­do de que el ape­lli­do del ex­go­ber­na­dor es una mar­ca in­elu­di­ble pa­ra el pe­ro­nis­mo ca­pi­ta­lino.

Los schia­ret­tis­tas di­cen que la es­tra­te­gia del go­ber­na­dor es ce­rrar fi­las en su par­ti­do, pa­ra lue­go bus­car la ad­he­sión del res­to de los capitalinos, has­tia­dos de ges­tio­nes mu­ni­ci­pa­les cha­tas, se­gún mar­can los son­deos de hu­mor so­cial que ma­ne­jan en el Cen­tro Cí­vi­co.

Lo más pro­ba­ble es que la con­ce­ja­la De la So­ta no sea la can­di­da­ta a in­ten­den­ta, pe­ro Schia­ret­ti ha­ce ges­tos de que el ape­lli­do del ex­go­ber­na­dor fi­gu­ra­rá bien arri­ba en la bo­le­ta del PJ, que po­si­ble­men­te ya no lle­ve el se­llo de Unión por Cór­do­ba.

En la inau­gu­ra­ción de la ca­so­na de ba­rrio Co­fi­co, que Ale­jan­dra Vi­go pre­pa­ró pa­ra que sea la co­ci­na de las pro­pues­tas del ofi­cia­lis­mo pro­vin­cial, es­tu­vie­ron to­dos, in­clu­yen­do los tres pe­ro­nis­tas lanzados co­mo pre­can­di­da­tos a in­ten­den­te (Mi­guel Si­ci­liano, Ga­briel Ber­mú­dez y Da­niel Pas­se­ri­ni), me­nos el hom­bre del que to­dos ha­blan en el PJ: Mar­tín Llar­yo­ra.

Aun­que des­de su en­torno en­vían se­ña­les de que el vi­ce­go­ber­na­dor en uso de li­cen­cia no es­ta­ría dis­pues­to a afron­tar el re­to elec­to­ral en la Ca­pi­tal, el go­ber­na­dor si­gue ade­lan­te con su plan, que ya pa­re­ce una ob­se­sión: si se vo­ta el mis­mo día, co­mo ase­gu­ra el in­ten­den­te Ra­món Mes­tre, in­ten­tar que­dar­se con un do­ble triun­fo Ca­pi­tal-Pro­vin­cia, al­go que el pe­ro­nis­mo nun­ca con­si­guió en es­ta era de­mo­crá­ti­ca.

Las en­cues­tas que Schia­ret­ti lle­vó pa­ra re­pa­sar en Ma­drid, jun­to con sus ín­ti­mos Ri­car­do So­sa y Car­los Gu­tié­rrez, le mar­ca­rían que Llar­yo­ra-De la So­ta es una fór­mu­la que le ga­ran­ti­za al PJ pe­lear se­ria­men­te por el si­llón que de­ja­rá el ra­di­cal Mes­tre.

Hay un dato que que­dó gra­ba­do pa­ra la mi­li­tan­cia que des­bor­dó el ac­to ca­pi­ta­lino: es­ta vez, el go­ber­na­dor se ade­lan­tó y sem­bró en ple­na pri­ma­ve­ra una es­tra­te­gia elec­to­ral que de­be­rá de­fi­nir en el fi­nal del pró­xi­mo ve­rano, con­fir­man­do el bi­no­mio pa­ra la ciu­dad.

Lue­go de la ines­pe­ra­da muer­te de De la So­ta, Schia­ret­ti en­ca­ró el ma­yor desafío de sus cin­co dé­ca­das de mi­li­tan­cia: la ges­tión pro­vin­cial y li­de­rar el PJ.

El go­ber­na­dor tie­ne es­tu­dios de cam­po que le in­di­can que pa­ra in­ten­tar su re­elec­ción, más allá de sus opo­si­to­res de turno, su prin­ci­pal ri­val es la lar­ga per­ma­nen­cia del pe­ro­nis­mo en el po­der pro­vin­cial.

Con es­te con­ven­ci­mien­to, Schia­ret­ti pa­re­ce en­ca­mi­na­do a afron­tar un desafío ma­yor: ir por su per­ma­nen­cia en el Cen­tro Cí­vi­co, pe­ro in­ten­tar el zar­pa­zo en la Ca­pi­tal, de la mano de un ape­lli­do fuer­te, al me­nos pa­ra los pe­ro­nis­tas: De la So­ta.

EL APE­LLI­DO DEL EX­GO­BER­NA­DOR ES­TA­RÁ EN LA FÓR­MU­LA DEL PJ PA­RA LA CIU­DAD, AUN­QUE NO EN EL LU­GAR PRIN­CI­PAL.

(LA VOZ)

Jun­tos. Schia­ret­ti, con Natalia de la So­ta, en el ac­to del PJ Ca­pi­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.