Tras el bono, la pu­ja por la ca­nas­ta na­vi­de­ña

La Voz del Interior - - Pri­mer Plano - Javier Álvarez Co­rres­pon­sa­lía

“La mag­ni­tud del da­ño es tan gran­de que hoy el po­der ad­qui­si­ti­vo es­tá en su ni­vel más ba­jo en una dé­ca­da. Pro­ba­ble­men­te, la drás­ti­ca caí­da se des­ace­le­re en los pró­xi­mos me­ses cuan­do la in­fla­ción ami­no­re la mar­cha”, di­ce el es­tu­dio del IET. Y agre­ga: 2018 se­rá re­cor­da­do co­mo el ter­cer año de ma­yor caí­da del po­der ad­qui­si­ti­vo de los úl­ti­mos 30, só­lo por de­trás de 1989 y 2002.

Pro­yec­cio­nes

Gerardo García Oro, eco­no­mis­ta del Ins­ti­tu­to de Es­tu­dios so­bre la Reali­dad Ar­gen­ti­na y La­ti­noa­me­ri­ca­na (Ie­ral) de la Fun­da­ción Me­di­te­rrá­nea, ana­li­zó que en 2018 la ma­sa sa­la­rial to­tal va a per­der en­tre 9 y 10 pun­tos en tér­mi­nos reales, por la in­fla­ción y por­que el mer­ca­do la­bo­ral cre­ció por de­ba­jo de la di­ná­mi­ca de­mo­grá­fi­ca, lo cual es un re­tro­ce­so.

“En 2019 los sa­la­rios van a re­cu­pe­rar só­lo par­cial­men­te lo per­di­do, en­ten­dien­do que pue­de ha­ber una reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca. Ha pa­sa­do en pro­ce­sos con shocks in­fla­cio­na­rios co­mo los de 2014 y

2016, en los que en los años pos­te­rio­res hu­bo me­jo­ra del sa­la­rio, pe­ro siem­pre es par­cial y no se com­pen­sa to­do lo per­di­do”, sos­tu­vo García Oro.

Víc­tor Bec­ker, ex­di­rec­tor de Es­ta­dís­ti­cas del Indec y ac­tual di­rec­tor del Cen­tro de Es­tu­dios de la Nue­va Eco­no­mía de la Uni­ver­si­dad de Bel­grano, eva­luó que es­te año los sa­la­rios van a per­der unos

15 pun­tos con­tra la in­fla­ción. “Hay que ver si se pre­ten­de que se re­cu­pe­re el te­rreno per­di­do. La po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca tien­de a re­com­po­ner los pre­cios re­la­ti­vos (ta­ri­fas). De al­gu­na ma­ne­ra, lo que ha ocu­rri­do es pre­ci­sa­men­te es­te reaco­mo­da­mien­to de pre­cios”, eva­luó Bec­ker.

Y mi­ran­do al fu­tu­ro, sos­tu­vo que “si los sa­la­rios subie­ran a la par de la in­fla­ción, pro­ba­ble­men­te ha­bría un re­cru­de­ci­mien­to del pro­ce­so in­fla­cio­na­rio por­que eso iría a cos­tos y se­gui­ría la ca­rre­ra en­tre pre­cios y sa­la­rios”. Por ello, di­jo, tie­ne du­das que des­de el pun­to de vis­ta de la po­lí­ti­ca ofi­cial se pre­ten­da que los sa­la­rios re­cu­pe­ren lo que han per­di­do. BUE­NOS AI­RES. Es­ta se­ma­na, el Go­bierno pu­bli­ca­rá el de­cre­to de ne­ce­si­dad y ur­gen­cia que es­ta­ble­ce­rá la obli­ga­to­rie­dad de pa­gar un bono de cin­co mil pe­sos a los tra­ba­ja­do­res pri­va­dos, mien­tras ya abrió una ne­go­cia­ción con pro­vee­do­res y su­per­mer­ca­dis­tas pa­ra una ca­nas­ta na­vi­de­ña a pre­cios cui­da­dos.

Así lo an­ti­ci­pa­ron fuentes ofi­cia­les a es­te dia­rio, da­do que los pre­cios de los pro­duc­tos na­vi­de­ños es­tán lle­gan­do a los ma­yo­ris­tas con un in­cre­men­to pro­me­dio de en­tre 35 y 50 por cien­to res­pec­to del fin de 2017.

Lo que más au­men­tó fue­ron las ga­seo­sas, el atún y el pan dul­ce, con pi­cos del 85 por cien­to.

La idea ofi­cial es acor­dar con los pro­vee­do­res una lis­ta de 15 pro­duc­tos, con un au­men­to in­fe­rior al

35 por cien­to. Las pri­me­ras con­ver­sa­cio­nes apun­ta­ron a es­ta­ble­cer una ca­nas­ta de en­tre 585 y 780 pe­sos, de­pen­dien­do de las mar­cas y pro­duc­tos que se su­men.

De es­ta ma­ne­ra, di­cen en el Go­bierno, se ase­gu­ra­ría el ac­ce­so a una ma­yor can­ti­dad de per­so­nas y, a su vez, me­jo­ra­rían el con­su­mo, que vie­ne muy gol­pea­do. Se­gún la Ca­me, el con­su­mo mi­no­ris­ta ca­yó

9,4 por cien­to anual en oc­tu­bre y acu­mu­ló 10 me­ses en ba­ja.

El se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Sma­ta, Ri­car­do Pig­na­ne­lli, ad­vir­tió ayer que el bono de cin­co mil pe­sos “es in­su­fi­cien­te” pa­ra com­pen­sar la pér­di­da de po­der ad­qui­si­ti­vo fren­te a la in­fla­ción y pi­dió al Go­bierno que es­ta­blez­ca una ca­nas­ta na­vi­de­ña en el plan Pre­cios Cui­da­dos.

“Pa­ra las Fies­tas se ha­bla de un pan dul­ce más ba­ra­to a 200 pe­sos y uno de pre­cio me­diano a 500 pe­sos. Al con­flic­to so­cial se lo pue­de fre­nar, pe­ro a las ne­ce­si­da­des de la gen­te no”, acla­ró el sin­di­ca­lis­ta.

Dis­cu­sión en cur­so

El bono de cin­co mil pe­sos no con­ven­ce a to­do el sin­di­ca­lis­mo, y mu­cho me­nos a em­pre­sa­rios: arre­cian las que­jas de di­fe­ren­tes cá­ma­ras y las ad­ver­ten­cias so­bre la im­po­si­bi­li­dad del pa­go.

El mi­nis­tro de Pro­duc­ción y Tra­ba­jo de la Na­ción, Dan­te Si­ca, con­fir­mó ayer que los sec­to­res afec­ta­dos por la caí­da de la ac­ti­vi­dad con­ta­rán con “fle­xi­bi­li­dad” a la ho­ra de ne­go­ciar su pa­go.

Asi­mis­mo, el fun­cio­na­rio re­mar­có que el acuer­do por el bono sur­gió “de una reunión de re­cu­pe­ra­ción del diá­lo­go” con la di­ri­gen­cia de la CGT y los em­pre­sa­rios an­te una “si­tua­ción ex­cep­cio­nal por la cri­sis”.

En cuan­to al pe­di­do de al­gu­nos sec­to­res de que el bono sea con­si­de­ra­do a cuen­ta de fu­tu­ros au­men­tos, Si­ca in­di­có que “eso va a de­pen­der de ca­da una de las ne­go­cia­cio­nes que se lle­van a de­lan­te”.

En ese sen­ti­do, in­sis­tió con que pa­ra la im­ple­men­ta­ción del bono “tie­ne fle­xi­bi­li­dad ca­da uno de los sec­to­res pa­ra po­der de­ter­mi­nar­lo”.

De ese mo­do, el fun­cio­na­rio alu­dió a las que­jas de dis­tin­tos sec­to­res, es­pe­cial­men­te las Py­me y em­pren­di­mien­tos de dis­tin­tas pro­vin­cias que se que­ja­ron por las di­fi­cul­ta­des fi­nan­cie­ras que afron­ta­rán. En la úl­ti­ma se­ma­na, hu­bo pro­nun­cia­mien­tos de agru­pa­cio­nes em­pre­sa­ria­les y co­mer­cia­les de Cór­do­ba, Ca­ta­mar­ca, Co­rrien­tes y de la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res en con­tra del acuer­do al­can­za­do por la di­ri­gen­cia na­cio­nal.

(RA­MI­RO PE­REY­RA / AR­CHI­VO)

El desafío del chan­gui­to. Los pre­cios de los ali­men­tos si­guen im­pa­ra­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.